Juan Carlos García
11 junio, 2018

La marca de los cuatro aros continúa con su racha ganadora en los premios “Motor Internacional del Año”, ya que por novena vez consecutiva el jurado seleccionó el propulsor 2.5 TFSI de Audi como el mejor motor dentro de la clase de 2 a 2.5 litros. Sus 400 Hp lo convierten en el bloque de cinco cilindros producido en serie más potente del mercado.

Por encima de todo, los miembros del jurado de los premios “Motor Internacional del Año” elogiaron el impresionante par motor de 480 Nm, que está disponible desde tan solo 1,700 rpm; así como el distintivo sonido de la unidad turbo. Esta melodía es producida por la ignición alternativa entre los cilindros más cercanos y los más alejados, consiguiendo un ritmo único. El cinco cilindros ha sido un icono de nuestra marca durante más de 40 años”, explica Oliver Hoffmann, Director de Desarrollo Técnico de Audi Sport GmbH. “Hace dos años rediseñamos completamente el 2.5 TFSI y cambiamos el cárter por una versión de aluminio”.

Además de ser el corazón del Audi TT RS Coupé y del TT RS Roadster, la unidad de cinco cilindros también alimenta al Audi RS 3 Sedan y al RS 3 Sportback. El 2.5 TFSI de Audi permite que el TT RS Coupé y el TT RS Roadster aceleren de 0 a 100 km/h en 3.7 y 3.9 segundos respectivamente, mientras que el RS 3 Sedan y el RS 3 Sportback alcanzan los 100 km/h desde parado en 4.1 segundos. La velocidad máxima para los cuatro modelos está limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque existe la opción de aumentarla hasta los 280 km/h.

Los premios “Motor Internacional del Año” se han concedido anualmente desde 1999. Un jurado internacional de 65 periodistas del motor selecciona los mejores motores del año en diferentes categorías. Esta ocasión supone la decimocuarta vez que Audi gana este premio de renombre mundial en el total de categorías.