Juan Carlos García
28 agosto, 2019

A la hora de establecer hitos en la industria automotriz hay que tomar en cuenta una emblemática creación de Toyota, como la RAV4. Se trata de una mákina para quitarse el sombrero, como pionero indiscutible de los todocaminos, que debutó en 1994 para crear este nuevo segmento, cumpliendo ya 25 años en el mercado, alcanzando su quinta generación con todos los argumentos para seguir siendo la referencia del mismo.

El nuevo RAV4 hybrid, todo un éxito de ventas desde que comenzó a comercializarse a finales de 2018, ha sido desarrollado para que tuviese una presencia excepcional, que ofreciera una conducción que se adaptase a cualquier vía y contara con un interior accesible y adecuado para cualquier situación.

Con su bajo centro de gravedad y su gran rigidez, la plataforma del nuevo RAV4 hybrid contribuye directamente a un mejor tacto de conducción y confort de marcha, un interior espacioso, un maletero líder en la categoría y un diseño robusto y atractivo.

Si veinte años no es nada, como decía la canción de Carlos Gardel, 25 menos todavía. Al menos así sucede en el caso del Toyota RAV4, que este año celebra su 25 aniversario más que en plena forma tras el estreno reciente de su quinta generación, un nuevo modelo desarrollado y fabricado para ser referente, como mínimo, otros 25 años.

Cuando los ingenieros y diseñadores de Toyota encargados del proyecto ‘Nuevo RAV4’ comenzaron a trabajar asumieron un gran reto: dar forma a un nuevo todocamino que aguantase el paso del tiempo, que pudiese prevalecer durante los 25 próximos años. Visto el resultado, parece que lo han logrado con creces.

El nuevo Toyota RAV4 hybrid tiene en su poder todos los argumentos para seguir siendo la referencia en el segmento SUV, aquel que él creó cuando debutó en 1994, mucho tiempo, el mismo que lleva en el mercado y mucho más. Con casi 9 millones de unidades vendidas en todo el mundo en estas dos décadas y medias, no hay duda de que RAV4 no es un todocamino más, es el pionero, es el referente.