Juan Carlos García
27 julio, 2016

 El MUSTANG CLUB RD exhibe su fascinante colección “Herencias”, en Novo-Centro con el auspicio del Grupo Viamar. Se trata de evento familiar se extiende hasta el 31 de julio y cuenta la evolución del emblemático `pony car´ en sus más de 50 años de vida. La colección tiene un sabor legendario al exponer más de 30 modelos que muestran la historia que pasa de padres a hijos en la experiencia Mustang.

En este encuentro de añoranzas, serán presentados diversos modelos coleccionables, exclusivos y personalizados, con el objetivo de que el público en general conozca la historia del Mustang y se divierta sanamente recorriendo las diferentes etapas de este versátil y legendario automóvil, reconocido mundialmente.

El @MustangClubRD cuenta con diferentes generaciones del Mustang desde 1964 a la fecha. Como un resultado de herencia y el legado que se transmite de abuelos a padres a hijos, la presentación integrará los establecimientos de la plaza con atractivas actividades.

 

Un poco de historia del Mustang

El Ford Mustang es un genuino `muscle car´ del óvalo azul y se basó inicialmente en la segunda generación del modelo estadounidense Ford Falcon, un vehículo del segmento D. Fue introducido al mercado el 17 de abril del 1964. El Mustang de 1965 fue el modelo más exitoso desde el Ford A.

Mustang es la tercera saga de Ford más antigua, cuyos modelos han sufrido numerosas transformaciones hasta llegar a la actual sexta generación. El Mustang dio origen a una nueva clase de vehículo estadounidense denominado “pony car”, un coupé deportivo con largo capó delantero y corta parte trasera.

Los máximos ejecutivos de Ford querían ver a su Mustang compitiendo directamente con sus rivales en un circuito profesional. Para ello se recurrió a Carroll Shelby (ex-corredor que fabricaba prototipos de carreras y competición conocidos como Cobras) quien ya tenía algún contacto de negocios con Ford Motor Company.

El equipamiento básico que incluía el primer Mustang consistía en un motor de seis cilindros en línea y 160 pulgadas cúbicas, transmisión de tres velocidades, ruedas completas forradas, cojinete rellenado y alfombrado.

El nuevo Mustang es más ancho (40 mm), más bajo (38 mm) y más dinámico en lo estético que su antecesor, y el diseño a una reminiscencias del Mustang original con el lenguaje Kinetic Design de Ford. En esta generación, a diferencia de las anteriores, no se creó el modelo orientado únicamente al mercado estadounidense, sino con una concepción más global. Buena prueba de ello es que sería el primer Mustang en comercializarse a gran escala en el mercado europeo.