Juan Carlos García
14 septiembre, 2018

Audi comenzó a construir importantes cuotas de futuro con la producción masiva del Audi e-tron, el primer SUV completamente eléctrico de los cuatro aros. Con una capacidad de carga de hasta 150 kW en las estaciones de carga rápida, esta nueva mákina está lista para la siguiente etapa de larga distancia en aproximadamente 30 minutos.

“El Audi e-tron es un genuino pionero”, afirmó Peter Kössler, miembro del Consejo de Administración de Producción y Logística de AUDI AG. Cuenta con tecnologías innovadoras como espejos exteriores virtuales y combina las cualidades tradicionales de Audi en el manejo y la dinámica con Vorsprung, una técnica que va mucho más allá del automóvil”. Esta es la primera producción masiva libre de CO2 certificada del mundo dentro del segmento premium. Audi Brussels compensa todas las emisiones producidas en la producción y en el sitio, principalmente mediante el uso de energía de fuentes renovables, pero también a través de proyectos ambientales.

Audi desarrolló numerosas competencias internas para el Audi e-tron, así como la tecnología de la batería como su propio sistema de accionamiento, pero a su vez los empleados repensaron, planificaron e implementaron muchas etapas de producción“, dijo Patrick Danau, Director General de Audi Brussels. Desde el verano de 2016, la planta ha reconstruido extensivamente su taller de carrocería, taller de pintura y línea de montaje, paso a paso, y ha establecido su propia producción de baterías. Los sistemas de transporte sin conductor llevan las baterías de los vehículos eléctricos a la línea de montaje en una secuencia programática. Los empleados en Bruselas han recibido más de 200,000 horas de entrenamiento para el primer Audi totalmente eléctrico y, por lo tanto, están perfectamente preparados para el inicio de la producción.