Juan Carlos García
26 septiembre, 2018

Volvo Cars respalda la Carta del G7 sobre plásticos en los océanos como parte de su compromiso, pionero en el sector, de reducir la contaminación producida por los plásticos.

Volvo Cars, fabricante de vehículos premium, participará este fin de semana en la Cumbre de países del G7 a favor de los océanos, una de las cumbres sobre medio ambiente más importantes del mundo. Volvo Cars es el único fabricante de vehículos invitado a la cumbre del G7, lo que subraya la posición de la empresa como líder del sector en cuanto a sostenibilidad.

La cumbre de Halifax, Canadá, ha reunido a gobiernos, empresas y ONGs. Volvo Cars suscribirá y respaldará explícitamente la Carta sobre plásticos en los océanos del G7, y presentará su programa de sostenibilidad al detalle, incluida su reciente visión respecto a los plásticos, que tiene como objetivo aumentar sustancialmente la cantidad de material reciclado que se utiliza en los nuevos vehículos Volvo.

Volvo Cars cuenta con uno de los programas de sostenibilidad más ambiciosos del sector de la automoción, con el objetivo explícito de reducir al mínimo su impacto medioambiental global. Reducir la contaminación con plásticos y trabajar para intentar utilizar más materiales reciclados en sus vehículos son elementos claves de su estrategia.

La Carta del G7 compromete a los gobiernos a adoptar medidas concretas y ambiciosas para abordar el problema global de la contaminación de los océanos con plásticos, así como fomentar el uso de más plásticos reciclados y reducir la contaminación por plásticos en sus sociedades. Volvo Cars es el primer y único fabricante de vehículos en respaldar la carta.

«Nuestro enfoque general de la sostenibilidad respalda activamente la Carta del G7 sobre plásticos en los océanos, lo que hace que nuestro apoyo a la carta sea una extensión natural de dicho enfoque», comenta Maria Hemberg, vicepresidenta primera del departamento jurídico del grupo, consejera general y presidenta de la Junta de sostenibilidad de Volvo Cars.

A principios de este año, la empresa anunció su objetivo de que, a partir de 2025, al menos el 25 % de los plásticos utilizados en todos los vehículos Volvo nuevos sean de material reciclado. Para demostrar la viabilidad de este objetivo, Volvo Cars construyó una versión especial del híbrido enchufable XC60 T8 con la que demostró que se pueden utilizar más materiales reciclados en los vehículos sin comprometer su calidad ni su seguridad. Las primeras conversaciones mantenidas con proveedores sobre el objetivo respecto a los plásticos también han tenido respuestas positivas.