La filosofía del diseño KODO es algo vivo y tangible. Es un “Soul of Motion” de Mazda, que encarna la belleza dinámica de la vida. Desde el primer momento en que los diseñadores de Mazda ponen la pluma sobre el papel, se esfuerzan por crear una conexión emocional entre el automóvil y el conductor.

Ellos creen que un diseño hermoso, perfeccionado a través de décadas de experiencia y pasión puede dar vida al automóvil idílico.

En la búsqueda de la plenitud estética, los diseñadores de Mazda tienen la libertad de crear arte. Son implacables en su búsqueda entusiasta de la belleza: una búsqueda de la fascinación por la simplicidad que se relaciona con las raíces de la compañía en el diseño japonés.

La estética es primordial, ya que reflejan el carácter y herencia únicos de cada automóvil. Y cada creación es única.

Lo que distingue a Mazda Design de otras marcas es la obsesión por la última forma de belleza“, explicó Ikuo Maeda, director ejecutivo y gerente general de la División de Diseño de Mazda. “Yo diría que esa es también nuestra fortaleza. Estamos obsesionados con el poder de las manos humanas y las formas artísticas que solo pueden ser formadas por las manos humanas”.

Yuta Takanashi, uno de los maestros artesanos de Mazda, sabe todo sobre eso. Una vez que se ha producido un diseño, lo esculpe meticulosamente en un modelo de arcilla de tamaño real. Luego corre sus palmas por todas partes, buscando imperfecciones hasta que finalmente esté satisfecho de que ya no se puede mejorar.

Después de años de experiencia, ha llegado a valorar tanto el sentido del tacto que a menudo cierra los ojos para aumentarlo. Si había algo un poco diferente en la forma de la línea, entonces puedes dejar que la palma de tu mano sienta eso“, dijo Takanashi. El resultado, perfectamente por parte de dichos maestros, mejora la experiencia sensorial completa en el corazón de Mazda.

El modelado del automóvil no es el único papel de Takanashi, ya que hay un elemento de colaboración distinto en Mazda Design que permite que florezca la creatividad. A medida que el diseño se mueve en cada fase de la creación, los diseñadores comparten sus perspectivas, preguntas y sugerencias, lo que garantiza un producto final más integral, modernizado según los estándares actuales y respetando las filosofías comprobadas del pasado.

Saber que sus ideas pueden marcar una diferencia real en la creación de un automóvil que encarna la belleza dinámica de la vida es una de las razones por las cuales los artesanos de Mazda están tan motivados. Les apasiona la experiencia del cliente e incesantemente imaginan la libertad que los conductores sentirán al habitar los productos que han fabricado.