Dhymar Cohen
9 diciembre, 2014

El Audi A8 es una mákina a años-luz del diseño y la tecnología, que ha raptado el ámbito premium con clase y poder. Al ser el buque insignia de Ingolstadt, el A8 ostenta casi toda la tecnología que se puede ofrecer en un auto de serie. Fue precisamente un A8 el primer vehículo fabricado con carrocería completamente de aluminio, material que hoy se ha hecho imprescindible para los modelos ‘crema’ de los emporios, que en el ‘Big Daddy’ de Audi significa eficiencia altamente avanzada, en armonía con las sensaciones seductoras que tanto disfrutan los usuarios, mezclando en el A8 utilidad y gala en un punto de equilibrio de placeres totales… una solución de tecnología y arte que ha sido exaltada con los más prestigiosos reconocimientos y galardones.

Huellas de Pionero

El Audi A8 es un cuatro aros excepcional, creado para usuarios de presupuestos desinhibidos. Podría causar recelo afirmar que el A8 domina la más alta órbita de los premium, por eso es mejor ubicarlo, sin comparativos, al tope de lo lúdico y deseable como la mayor joya de la familia Audi. Se trata de un modelo pionero hecho y derecho, numerosas veces considerado el auto más tecnológico del mundo, especialmente por sus innovadores sistemas de conectividad. Una pasión de diseño con alma de aluminio que da total sentido de fusión a conceptos de Arte y Tecnología, al expresarse ambos con total integridad. 

Grande en Todos los Sentidos

Como punta de lanza del clan Audi, el A8 es muy refinado y atlético. La pureza de sus formas, define con su porte sobrio y limpio que se trata del mayor de los ‘cuatro aros’, con una imagen de sobrado poderío. Su dinámico aspecto exterior se acentúa con sus imponentes pasos de rueda de elegancia musculosa, que aportan densidad y carácter. Admirable resulta el tejido de su parrilla, arropada de adjetivaciones de aplauso, expuesta con todo el coraje y gala de la marca. Debajo corre un vigoroso segmento de textura mate que acoge los halógenos y afinca el modelo en su propia complexión.

La tinta de oro del presente reportaje está dedicada específicamente al capítulo de las ópticas LED Matrix en el Audi A8, cuya tecnología sella su liderazgo a nivel de la estratosfera.

El trazado de los cristales seduce, pero la belleza es sólo una parte de su grandeza. De noche como de día tensan de entusiasmo a quien las mira, al ser luces realmente ‘vivas’. Ocurre que las LED Matrix de Audi segmentan el haz de luz en diminutos diodos individuales que trabajan como un cuerpo inteligente que se encienden y apagan independientemente, en función de las condiciones del camino, garantizando la óptima iluminación. La velocidad a la que responden es ‘brillante’, a base de parpadeos que se activan secuencialmente en cuestión de milisegundos, en el sentido del giro deseado. Su textura cristalina específica es mucho más potente que la luz convencional, pero con la virtud de no deslumbrar al conductor quien viene en vía contraria. La magia LED responde por igual en sus dinámicas ópticas posteriores, región donde el A8 concluye con una línea cromada que acentúa su carácter. Sencillamente un ‘Hágase la luz’ del siglo 21, tecnología que ya inicia su relevo casi simultáneo hacia otro salto tecnológico dado por Ingolstadt: la iluminación láser, de serie ya en el nuevo R8 LMX.

Lujo Majestuoso

El interior monárquico del Audi A8 es amplitud y gala en magnitudes sensoriales fuera de serie. Más que un automóvil lujoso… es una ‘total autoridad del lujo’, comenzando con un trío suculento: tablero, volante y la palanca de velocidades, por estar expresados en lenguaje superior. Los materiales seleccionados han creado una ‘hiper-categoría’ que desbordó el estándar. En diseño de pieles, maderas y metales el A8 es una ‘AUDIción’ de excelencias. Su montaje artesanal es cautivador y suntuoso, realmente muy pocos autos pueden exhibir tanta calidad de materiales al mínimo detalle. Enfoquemos sus pieles: Audi utiliza únicamente cortes de los toros jóvenes más finos (no vacas). Las partes muy lejanas del lomo del toro no son utilizadas por Audi. Las pieles se someten a 45 pruebas de estiramiento, rasgaduras, punzaduras e igniciones para determinar su resistencia, calidad y durabilidad, plasmadas en los asientos en texturas soberbias. La ergonomía de lo que visten ni hay que mencionarla, dado el confort de arcángeles que brindan a bordo.

‘High Tech’ a la 8va Potencia

La oferta de equipamiento de serie del A8 está cargada de innovaciones tecnológicas poco usuales, que determinaron su elección del auto más tecnológico del mundo. Desde la iluminación ambiental (se puede manipular los colores) que presenta una atmósfera majestuosa, hasta las tecnologías del MMI II exclusivo de Audi, un avanzadísimo sistema de multimedia que interactúa con el conductor, ofreciendo todas las informaciones y configuraciones posibles (tanto dinámicas como de confort interior) por medio del botón giratorio en la elegante consola central. Este sistema se asocia con el brillante equipo de sonido Bang & Olufsen que cuenta con 1,400 vatios y 19 bocinas (dos de ellas salen ‘robóticamente’ del tablero cuando se enciende el vehículo). Tiene también un ‘touchpad’ con el cual se puede controlar muchas funciones reconociendo las escrituras del dedo.

La doble pantalla DVD para las plazas traseras de serie en el A8 L son las más grandes de la categoría, suntuosas como su ‘virreinal’ consola posterior, con todas las exquisiteces posibles, como reposapiés y masaje spa. Las personalizaciones del ‘Audi Design Selection’, son opciones que enriquecen a capricho lo ya enriquecido de fábrica.

El Gran Motor de un Grande

Siete opciones de motores en las premiadas versiones tecnológicas TDI, FSI o TFSI, incluyendo el A8 Hybrid y el W12 con 500 hp y 625 Nm de torque, constituyen el alma de la movilidad del Audi A8. En esta gama de potencia que se acompaña de la avanzada transmisión Tiptronic de 8 velocidades, se encuantran los ‘Clean Diesel’ 3.0 TDI con 258 hp más 528 Nm de torque y el 4.2 TDI con 385 hp más sus descomunales 850 Nm de torque; el 4.0 TFSI con 435 hp y 600 Nm de torque; así como el 4.0 TFSI del S8 aumentando sus caballos a 520 hp y su torque a 650 Nm, que montado en la pureza de su aluminio, es capaz de dispararse de 0 a 100 Km/h con su tamaño, esplendor y todo su lujo en sólo 4.1 segundos, deslizando la elegancia Audi hacia el perímetro de la deportividad a ‘gran escala’, una combinación explosiva que transforma la clase del A8 en un ‘alterego’ de poder. Estos V8 TFSI cuentan con la más avanzada tecnología de activación de cilindros para la más eficiente gestión de poder y rendimiento con el sistema ‘Cylinder on Demand (COD)’.

Mientras el modelo que probamos a cuerpo de ‘estadista’ es el A8 L, la versión larga que expande el lujo y confort, equipando en esta unidad el motor V6 de 3.0 litros con 310 hp y 440 Nm de torque. 

Un Día de Rey en la Prueba del A8Audi A8,Un Súper Premium a ‘4 Aros-Luz’ - MAKINAS (3)

Gracias a su estructura de aluminio este vehículo es uno de los que brinda mejor relación peso-potencia. Es una mega berlina que sobrepasa las expectativas más exigentes en todos los aspectos. Así degustamos una conducción más que placentera y potente. Tan sensible experiencia, nos trajo a la memoria una de nuestras visitas a la planta de Audi en Neckarslum, donde pudimos conocer su estructura de aluminio aun desnuda, un ligerísimo chasis que pudimos levantar con los brazos para apreciar su levedad y entender el porqué de la potencia del A8 a la hora del ‘písame y pruébame’, en una mákina tan sofisticada que ha llegado a ser el auto preferido de mandatarios.

Otra cualidad inimitable A8 que pudimos volver a disfrutar es su sistema ‘quattro’, tecnología que revolucionó la forma de tracción de los sedanes modernos. Hay curvas que en situaciones extremas en muchos vehículos pueden dar un ligero susto, pero que con el sistema ‘quattro’ de Audi en su lugar produce en el conductor una ligera sonrisa, típico caso donde la seguridad se convierte en confort, el confort en arte y el arte en Audi.

Avelino Abreu SAS, representante exclusivo de Audi en República Dominicana, puso en las puertas de MAKINAS semejante suntuosidad, chofer incluido por un día completo, más el detalle de llevarnos a almorzar al restaurant ‘Don Pepe’ y toda clase de atenciones en atmósfera de reyes, que nos hizo apreciar cómo viven ellos, especialmente ‘el amigo William’, príncipe heredero de la Corona de Windsor, que anda en uno… sí, como yo… por hoy.

A8 es SeducciónAudi A8,Un Súper Premium a ‘4 Aros-Luz’ - MAKINAS (18)

Audi A8 es un implantador de tendencias. Una mákina de placeres suntuarios en formato de lujo mayor.  marcha al frente de la industria, ahora avalada por el premio Nobel de Física 2014 otorgado a los creadores del diodo mágico, que es alma de las Light-Emitting Diode, que resplandece con toda su clase en el auto cúspide de Ingolstadt. Pero esa es sólo una de las fresas del pastel, su icónico aluminio es la estrella no visible de este astro sobre ruedas, producto de sus avanzadas ideas a la ‘vanguardia de la tecnología’, como pondera su slogan, tan emblemático como las parrillas de todos los modelos a cuatro aros, que en base a una genética indeleble se renuevan una y otra vez. ¿Qué es lo más llamativo del Q3, el R8 o el A8? La parrilla ‘single-frame’ indiscutiblemente, como toda huella digital es… perenne.

Bordeando los horizontes de la magia y la ciencia-ficción, estética y tecnológicamente, el Audi A8 es una de las mayores grandezas suntuarias que se pueden adquirir y suprema joya del emporio de Ingolstadt.