Juan Carlos García
25 abril, 2014

El talento de Ingolstadt sigue volando alto, innovando a lo Audi. Tras el éxito del icono Audi allroad Shooting Brake presentado en Detroit, ya muestra su evolución con su carrocería de cinco puertas y marcado estilo deportivo, tecnología e-tron con sistema de propulsión híbrida enchufable y tracción a las cuatro ruedas, además de su sistema de recarga por inducción.

Este concepto avanza las distintas soluciones en las que la marca de los cuatro aros trabaja de cara a aumentar en el futuro su gama de vehículos SUV y todoterreno. Está propulsado por un potente y eficiente sistema híbrido enchufable que, además de prestaciones deportivas y mínimo consumo de combustible, permite un alto grado de efectividad en utilización off-road, al contar con tracción a las cuatro ruedas.

Una de las novedades de este prototipo es el concepto de recarga Audi Wireless Charging, que permite recargar las baterías por inducción, sin contacto entre el vehículo y un poste de recarga. Mediante una instalación especial en el suelo, un campo magnético induce una corriente eléctrica que puede cargar la batería, alimentar la red de a bordo o alimentar equipos como el de calefacción cuando el vehículo se coloca sobre la superficie en la que se ha realizado la instalación.

Se trata de un proceso con un grado de efectividad comparable al de otras tecnologías de recarga de vehículos eléctricos, con las ventajas que aporta en cuanto a sencillez y comodidad de utilización, y con posibilidades de integración en un futuro en la infraestructura vial, tanto en parkings como en calles residenciales.