Juan Carlos García
8 febrero, 2014

Audi empezó 2014 igual que cerró el año pasado: vendiendo mucho más. En el primer mes de 2013 las entregas crecieron 11.7%, en comparación con el mismo mes de 2014 para situarse en 124,850 unidades.

La casa de los cuatro aros incrementó sus ventas en todas las regiones del mundo. En Europa, 7.8 por ciento; en Asía-Pacífico, 17.6%, y en América, 3%. “En enero de 2013 cimentamos el camino para nuestro récord histórico de ventas del año y estamos continuando con este impulso en 2014”, dijo Luca de Meo, miembro del Consejo Directivo de Audi AG para Marketing y Ventas. “Nuestro objetivo es continuar en ascenso y crecer mucho más este año que el mercado automotriz mundial”, comentó.

La casa de Ingolstadt dijo que los modelos compactos siguen manteniendo una demanda muy positiva. La familia A3 creció 67.2% para llegar a 17,450 unidades en enero; el SUV compacto Audi Q3 aumentó 72.6% para situarse en las 15,000 unidades.

De igual manera, los sedanes de gama alta Audi A6, Audi A7, Audi A8 y el SUV Audi Q7 crecieron más de 11 por ciento. El más destacado de todos fue el Audi Q7, cuyas ventas crecieron 40,8 por ciento más que en enero del año anterior.