Juan Carlos García
27 marzo, 2018

Mientras se disputa la actual temporada de la Fórmula E, el futuro de la competición de monoplazas eléctricos ya ha comenzado para Audi en Neuburg. El primer test del nuevo Audi e-tron FE05 para la temporada 2018/2019 tendrá lugar en primavera.

El diseño futurista de la segunda generación de los monoplazas de la Fórmula E está causando sensación. “En lo referido a su tecnología, también demuestran el rápido avance en el desarrollo de la movilidad eléctrica”, comenta Dieter Gass, Director de Audi Motorsport. El nuevo auto de competición eléctrico de Audi llegará a la pista por primera vez esta primavera, para realizar las primeras pruebas de pretemporada.

Gracias a una batería más potente y a una mayor eficiencia, el nuevo monoplaza para la Fórmula E doblará su autonomía. Como resultado, a partir de la temporada 2018/2019 ya no será necesario realizar un cambio de mákina a mitad de carrera. Además, el Audi e-tron FE05 tiene un motor claramente más potente que su predecesor. “Estamos muy emocionados con el nuevo auto para la Fórmula E”, declara Allan McNish, Director del equipo Audi Sport ABT Schaeffler. “Su aspecto es increíble, especialmente con los colores de Audi. También es impresionante la tecnología utilizada, sin duda, un gran paso adelante en comparación con el portento de la primera generación”.

La segunda generación del monoplaza para la Fórmula E fue presentada por la FIA en el Salón del Automóvil de Ginebra. Para desvelar la nueva fiera en su stand, Audi contó con la presencia de su piloto Luca di Grassi, campeón de la Fórmula E en la temporada 2016/2017.