Juan Carlos García
25 mayo, 2013

Con el objetivo de seguir impulsando su crecimiento que luce indetenible, Audi se ha fijado invertir hasta el 2015 la suma aproximada de 11 mil millones de euros, con miras a la expansión de su red de producción, así como producir nuevos modelos y tecnologías.

De esta cantidad, cerca de la mitad se destinarán a fortalecer y ampliar las plantas alemanas de Ingolstadt y Neckarsulm, sin olvidar su estrategia con las plantas en Hungría, China y México, para incrementar su competitividad en los principales mercados de Europa, Asia y Norteamérica.

Hay que destacar que el número de vehículos comercializados entre enero y abril superó las 500 mil unidades en todo el mundo, lo que supone un incremento del 6.7 por ciento, siendo la primera vez que Audi supera la cifra del medio millón de entregas después de cuatro meses. En este sentido, la nueva gama Audi A3, y los modelos SUV, el Audi Q3, el Q5 y el Q7, fueron los impulsores de este crecimiento.