Juan Carlos García
7 agosto, 2017

Durante el pasado mes de julio, la firma de los cuatro aros ha aumentado sus entregas en todo el mundo, logrando un histórico porcentaje de 3.5 por ciento interanual. Con alrededor de 154,600 autos vendidos, la compañía alcanzó las mayores ventas de julio en su historia.

Las ventas aumentaron en todas las regiones centrales, en Europa un 1.4 por ciento, en América del Norte en un 4 por ciento y en Asia-Pacífico un 6.7 por ciento. China obtuvo la mayor parte de las ganancias en el último mes, un 10.3 por ciento más, a 51,235 clientes. En los Estados Unidos (+ 2.5%), Audi continuó su racha de crecimiento a pesar del entorno de mercado claramente negativo.

Alrededor de 1,063,550 entregas mundiales desde enero son un 3.6 por ciento por debajo de la cifra de referencia de 2016 después de un comienzo difícil del año. A comienzos de julio, la cifra acumulada seguía siendo negativa en un 4.7 por ciento. “Con un crecimiento global equilibrado en julio, hemos logrado un inicio exitoso en la segunda mitad del año”, dice Dietmar Voggenreiter, miembro del consejo de Ventas y Marketing de AUDI AG. Ç

“Queremos continuar con esto en los próximos meses. En China, las señales volvieron a señalar claramente hacia el crecimiento de Audi. Y en más y más mercados, estamos notando el viento de cola de nuestros nuevos modelos exitosos.” La nueva familia A5 y el último SUV de Audi contribuyeron en particular al crecimiento de ventas global el mes pasado. Alrededor de 7,100 Audi Q2 fueron entregados a los clientes en julio. Mientras que el modelo se está introduciendo sucesivamente en varios mercados de ultramar, casi 50,000 clientes en Europa solamente han elegido ya el SUV de la ciudad este año. El nuevo A5 se lanzó en China a finales de junio y, por lo tanto, está disponible ahora en todos los principales mercados.