Juan Carlos García
10 mayo, 2018

Audi desarrolla una estrategia corporativa que consiste es vender 800,000 automóviles electrificados e híbridos enchufables para el 2025.

En la idea de los cuatro aros, habrá una variante electrificada en cada serie de modelos para ese año; la mayoría de ellos serán totalmente eléctricos, con una proporción menor de híbridos enchufables.

La versión de producción del prototipo Audi e-tron es el primer resultado de la iniciativa Roadmap E, con la cual la marca premium electrificará su cartera completa para el 2025. Esto también incluye la inversión en las plantas alemanas en Ingolstadt y Neckarsulm, así como una clara compromiso de seguridad laboral hasta el final del 2025.

Los fuegos artificiales del producto incluyen más de 20 modelos electrificados en rápida sucesión hasta el 2025. En 2019, el Audi e-tron Sportback será el segundo automóvil completamente eléctrico que se lanzará, seguido por el Audi e-tron GT de Audi Sport en 2020. Audi también ofrecerá un modelo eléctrico en el segmento compacto premium en 2020.

Nuestro objetivo es revolucionar la movilidad. También en movilidad eléctrica, queremos convertirnos en el número 1 entre los fabricantes premium, con plena idoneidad para el uso diario, sin compromisos, alta calidad y placer de conducción para el cliente. Con nuestra excelencia tecnológica, estamos utilizando nuestro Vorsprung y elevando la movilidad eléctrica al próximo nivel”.