Juan Carlos García
5 marzo, 2019

Hace exactamente 365 días que con bombos y platillos debutó en el Salón de Ginebra el primer Audi eléctrico de producción en serie. Por aquel entonces, el Audi e-tron lucía aún pintura de camuflaje. Hoy, y en el mismo escenario, la marca de los cuatro aros avanza su nuevo modelo totalmente eléctrico. Se trata del Audi Q4 e-tron concept, un SUV compacto de cuatro puertas y 4,59 metros de longitud, que guarda un claro parecido con el Audi e-tron.

Dos motores eléctricos generan una potencia total de 225 kW en el Audi Q4 e-tron concept. Como viene siendo habitual en la marca, la fuerza de sus propulsores se transmite al asfalto mediante el sistema de tracción integral quattro. Gracias a su excelente motricidad, el concept puede acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6,3 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 180 km/h.

La batería de gran tamaño tiene una capacidad de 82 kW/h y ocupa prácticamente todo el espacio existente entre los dos ejes, en la parte inferior del auto. La autonomía superior a 450 kilómetros –según el estándar WLTP– se convierte en una nueva referencia dentro de su segmento. La tecnología del Q4 e-tron concept controla la plataforma modular para vehículos eléctricos (MEB), que servirá de base a numerosos modelos de producción del Grupo Volkswagen en el futuro, desde compactos hasta otros pertenecientes a segmentos de clase superior.

El Audi Q4 e-tron concept es un anticipo de lo que acabará siendo el quinto modelo eléctrico de fabricación en serie de Audi, que llegará al mercado a finales de 2020. Mientras tanto, las ventas del Audi e-tron ya han comenzado y las primeras unidades se entregarán a los clientes antes de que finalice el mes de marzo. Este mismo año, más adelante, se presentará el Audi e-tron Sportback. También lo hará el Audi Q2L e-tron, que ha sido diseñado específicamente para el mercado chino.

Otro modelo importante es el Audi e-tron GT, un coupé de cuatro puertas y altas prestaciones, cuya presentación está prevista para la segunda mitad de 2020. Este último coincidirá en el tiempo con la entrada en producción del compacto Audi Q4 e-tron. Con esta oferta de vehículos eléctricos, Audi tendrá presencia en todos los segmentos importantes del mercado, tan solo dos años después del lanzamiento de su primer vehículo eléctrico.

Compacto por fuera, pero con un habitáculo espacioso: dimensiones e interior

Con unas dimensiones de 4,59 metros de largo, 1,90 m de ancho y 1,61 m de alto, el Audi Q4 e-tron concept se sitúa entre los vehículos más capaces de la categoría compacta y se convierte en un modelo ágil tanto en carretera como en ciudad. La distancia entre ejes de 2,77 metros, sin embargo, le acerca a segmentos superiores. Al no existir un túnel de transmisión que reste espacio, el Q4 e-tron concept ofrece unas dosis de habitabilidad y confort inesperadas, especialmente en términos de distancia longitudinal para las piernas, tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

La sensación de espacio se ve ampliada con la iluminación interior. Cuando las luces se activan, una serie de colores cálidos dominan la parte superior del habitáculo y contrastan con la moqueta del suelo, de color oscuro. La parte frontal, los pilares de las ventanillas y la parte superior de las puertas y del salpicadero integran unas microfibras textiles en blanco y beige. En el Audi e-tron concept, la sostenibilidad es una prioridad clara, y no solo en términos de mecánica: la cubierta del suelo de la mákina está fabricada utilizando materiales reciclados. En lugar de los marcos decorativos en color metal cromado, las superficies están cubiertas con un acabado multicapa de pintura de alta calidad. Cuatro asientos con reposacabezas integrados y tapicería de Alcantara dejan a la vista el exquisito nivel de artesanía aplicado en el interior. Las costuras dobles cosidas con hilo grueso adornan la tapicería.