Juan Carlos García
7 Agosto, 2017

El Festival de vehículos clásicos en la región de Renania, reunió grandes glorias a cuatro gomas y a cuatro aros, con un Audi Tradition a toda remembranza, mostrando 3 épocas de épica pasión.

Sobre la alfombra de asfalto desfilaron el legendario Audi Type C, con 16 cilindros y el Audi Sport quattro Rallye. Además, Audi presentó el Audi Sport quattro S1, con el que Walter Röhrl, que ganó la carrera del Pikes Peak en Estados Unidos en 1987.

Al festival de autos clásicos Schloss Dyck Classic Days se le conoce como el “Goodwood Alemán”. El evento, que se celebra cerca de Neuss, ofrece una colorida mezcla de festival, concurso de elegancia y carreras de motor, con más de 400 mákinas históricas para deleite de los más de 40,000 visitantes.

Otras viejas glorias fueron un Wanderer W 25 K Roadster de 1936, que aún no ha sido restaurado y un Wanderer W de 1929. En 1949, este Wanderer anterior a la guerra se convirtió en un vehículo de asistencia que se utilizó en las montañas bávaras hasta la década de los ‘60.

También se exhibió la tercera especialidad de Wanderer: la réplica de un roadster especial aerodinámico, con el que Auto Union ganó la clasificación por equipos de lo que fue entonces el rally más duro del mundo –Liège-Rome-Liège, un recorrido de más de 4,000 kilómetros– que tuvo lugar en 1939.

Las atracciones realmente importantes en el “Classic Corner” fueron el Audi Type C “Alpine Victor” y el Auto Union Type C Grand Prix de carreras. De 1912 a 1914, la entonces joven marca Audi ganó la carrera alpina austríaca tres veces seguidas y el Audi Type C sentó los cimientos para la historia del automovilismo de la actual AUDI AG.

August Horch, el fundador de la compañía, tomó el volante, recorriendo todos los pases alpinos de lo que entonces era el Imperio Austro-Húngaro. Audi Tradition posee dos Type C de entonces. Uno de ellos, construido en 1919, con la pintura amarilla de su viaje alpino, rodó en la pista de tres kilómetros en Schloss Dyck. También fue particularmente emocionante el momento en el que el cinco veces ganador de Le Mans Frank Biela puso en marcha el motor de 16 cilindros del Auto Union Type C. En 1936, este vehículo, con una potencia de 520 CV, ganó el Campeonato de Europa de Grand Prix, precursor del actual Campeonato Mundial de Fórmula 1, con Bernd Rosemeyer al volante.

Audi Tradition presentó también dos de sus automóviles más recientes como parte de una exposición de autos de rallys en el stand de Autostadt.