Juan Carlos García
25 Julio, 2017

Volvo Cars registró un fuerte crecimiento en sus beneficios operativos durante el primer semestre de 2017, en comparación con el ciclo del año anterior. Su fortaleza de marca en toda Europa, al tiempo de experimentar un importante aumento de ventas en China, han consolidado su presencia creciente mundial.

El margen de beneficio mejoró a 6.8 por ciento, contra el 6.6 por ciento el año anterior, en tanto que la compañía continúa invirtiendo pesadamente en automóviles nuevos y tecnologías de punta.

“Hemos reportado fuertes beneficios al mismo tiempo que realizamos inversiones continuas en nuestra transformación”, dijo Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo. “Nuestro impulso continúa construyendo”.

Durante el primer semestre de 2017, la compañía tomó gran participación de marca en la región Asia/Pacífico, tras un crecimiento saludable en varios mercados clave. China en particular, Volvo llegó al tope del mercado. Las ventas en la región aumentaron un 22,6 por ciento, mientras que las de China aumentaron un 27,6 por ciento.

En Estados Unidos, Volvo Cars espera reportar un sólido crecimiento anual después de un firme segundo semestre del año. Las restricciones de entrega afectaron las ventas del primer trimestre, pero un retorno al crecimiento durante el segundo trimestre y el inicio inminente de la entrega del nuevo SUV de tamaño mediano XC60 apuntan a un acabado más fuerte.

“A nivel mundial, esperamos que el ritmo de crecimiento generado en la primera mitad del año continúe. Estamos seguros de que vamos a reportar otro año récord en términos de ventas”, dijo el Sr. Samuelsson.

A finales de este año, Volvo Cars lanzará su nuevo XC40, su primera entrada en el segmento de SUV de pequeña categoría, que exhibe rápido crecimiento, completando la línea de SUV de la compañía.