Juan Carlos García
11 septiembre, 2019
Al ritmo de cuatro, como sus cuatro aros, Audi presentó un futurista póker de ases de vehículos, en el Salón del Automóvil de Frankfurt 2019. Los cuatro prototipos de Audi, el Aicon, el AI:ME, el AI:RACE y el AI:TRAIL, han causado sensación por sus presuntuosa carga innovadora.

El Audi AI:TRAIL quattro combina la capacidad de conducción autónoma con unas excelentes aptitudes todoterreno. Los cristales que rodean el habitáculo se extienden hasta el nivel del suelo, lo que proporciona una visibilidad panorámica inigualable. La gran capacidad de la batería garantiza una autonomía suficiente incluso lejos de la extensa red de estaciones de carga.

La parte ‘Trail’ de su nombre evoca la idea de explorar la naturaleza. Por eso no hay grandes pantallas a bordo para ver series de TV o realizar videoconferencias. En cambio, la amplia superficie acristalada proporciona una vista clara de los alrededores.

Así es como Marc Lichte, Director de Diseño de Audi, describe el planteamiento de este vehículo: “Con el AI:TRAIL, mostramos un concepto off-road con propulsión eléctrica libre de emisiones para una experiencia de conducción innovadora, lejos de las carreteras pavimentadas. Consecuentemente, diseñamos una carrocería básica monolítica con el máximo acristalamiento, para crear una intensa conexión con el entorno. Un concepto de movilidad sostenible a la carta”.

Los prototipos futuristas de Audi

El Audi AI:TRAIL quattro es el cuarto vehículo de la serie de concept cars con sistemas de propulsión eléctrica, que comenzó con la presentación del Audi Aicon en el Salón de Frankfurt de 2017. Tras este prototipo de lujo concebido para trayectos de larga distancia altamente automatizados, el Audi PB18 e-tron, un monoplaza libre de emisiones diseñado para circuitos, hizo su debut en Pebble Beach en 2018. Este prototipo recibe ahora un nuevo nombre de cara al Salón de Frankfurt 2019, añadiendo el prefijo ‘AI’ para indicar que también forma parte de esta familia. Ahora, el PB18 e-tron pasa a llamarse AI:RACE, lo que deja patente la finalidad de este deportivo eléctrico.

El tercero de la serie, el Audi AI:ME, presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái 2019, es un coche autónomo urbano, destinado a las grandes ciudades de todo el mundo. Permite a sus pasajeros despreocuparse de la circulación en zonas urbanas, con las inevitables paradas intermitentes en los atascos de tráfico, ofreciendo una conectividad perfecta y una amplia gama de servicios de infotainment con los que emplear su tiempo en el vehículo de la forma más útil y relajada posible.

Por último, con el AI:TRAIL, Audi abre las posibilidades de aplicación de sus vehículos futuristas incluyendo un todoterreno. Está equipado con cuatro motores eléctricos, sistemas para la conducción asistida y autónoma y, como es característico de Audi, tracción total permanente quattro.