BMW Group lleva 20 años liderando el camino de la conectividad inteligente, gracias al BMW ConnectedDrive, considerada la máxima prioridad de la empresa en este ámbito. El paquete BMW Assist se presentó en 1998 con el nombre de “BMW Telematics“.

La primera tarjeta SIM integrada en un BMW nació en 2004, y en 2014, hacía posible reservar y pagar servicios online desde la comodidad del vehículo con una visita a la tienda BMW ConnectedDrive.

Las últimas soluciones de la empresa, como el concepto digital integral de BMW Connected, siguen demostrando el imparable avance de la conectividad. Por ejemplo, desde 2016 los clientes pueden conectar sus smartphones al vehículo a través de una conexión con Open Mobility Cloud.

Los numerosos puntos de contacto disponibles hoy en día y la posibilidad de usar servicios en cualquier lugar han sido claves para la creación de una experiencia digital de cliente de 360 grados y la unión cada vez más estrecha entre conductores y vehículos.

La primera incursión en el futuro de la conectividad tuvo lugar en 1998 con “BMW Telematics” y la introducción del paquete BMW Assist, que incluía los servicios de asistente personal, así como el servicio de información de tráfico actualizada y la llamada de emergencia inteligente. En aquel momento, aún se utilizaba el teléfono del cliente para establecer la conexión online.

En 2004, la tarjeta SIM se integró en el vehículo para permitir a los clientes acceder a noticias, servicios meteorológicos y funciones de oficina desde cualquier parte a través de BMW Online. Cuatro años más tarde se integró un navegador web en el nuevo BMW Serie 7, seguido del lanzamiento de la tienda BMW ConnectedDrive en 2014, que permitió a los clientes reservar y pagar servicios, como la Información del Tráfico en Tiempo Real y productos de Entretenimiento Online, directamente desde el vehículo.