Dhymar Cohen
27 diciembre, 2015

BMW presenta el último avance en iluminación producido en serie: la tecnología BMW Organic Light (OLED – Organic Light Emitting Diode).

BMW fue el primer fabricante del mundo en poner a disposición de los clientes los primeros faros láser (BMW Laserlight) en el BMW i8 y más tarde en el nuevo BMW Serie 7 (la primera berlina en incorporar esta tecnología opcionalmente), ahora el nuevo BMW M4 GTS será el deportivo que estrena los faros OLED en la industria.

Los faros BMW Organic Light generan luz sobre la base de capas semiconductoras extremadamente delgadas, compuestas de materiales orgánicos. Los OLED tienen un grado de eficiencia extraordinario. Por lo tanto, la generación de calor es mínima. BMW Organic Light contribuye a disminuir adicionalmente las emisiones de CO2. Los OLED no emiten una luz orientada hacia un punto, sino que en comparación con los LED, lo hacen cubriendo una gran superficie de manera muy homogénea. Por lo tanto, los OLED son apropiados para asumir funciones de iluminación en el exterior, siendo su principal función el permitir que el vehículo sea percibido por los demás. Los OLED no sustituyen a los LED, más bien los complementan. Conceptualmente, en un futuro la iluminación OLED podrá ser usada en el habitáculo siendo posible crear un ambiente luminoso agradable y de refinado estilo. Gracias a que pueden tomar muchas formas, los diodos orgánicos de emisión de luz ofrecen a los diseñadores posibilidades completamente nuevas al definir las formas de su preferencia.

 

150 Veces más Delgado que un Cabello Humano

Los diodos orgánicos de emisión de luz emiten una luz agradable, que se reparte homogéneamente en toda la superficie iluminada. Esta propiedad se explica por su estructura especial. A diferencia de la luz de los LED convencionales, la de los OLED no se genera en cristales semiconductores, sino en capas semiconductoras extremadamente delgadas de materiales orgánicos, que por lo general son polímeros. Estos polímeros y las capas conductoras de corriente se encuentran herméticamente encapsulados entre dos placas de cristal muy delgadas o entre láminas de material sintético. Toda la estructura de las capas activas que emiten la luz, apenas tiene una altura de 400 nanómetros (un nanómetro es la millonésima parte de un milímetro). Eso significa que es más o menos 150 veces más delgada que un cabello humano que, en promedio, mide 0.06 milímetros. La altura total del componente completo puede variar entre 0.8 y 1.5 milímetros.

 

Grandes Ventajas para el Diseño de Vehículos

Estos diodos orgánicos del BMW M4 GTS emiten una luz homogénea en toda su superficie, por lo que se diferencian de los puntos luminosos de los LED convencionales. Gracias a su altura de apenas 1.4 milímetros y, además, a la posibilidad de activar por separado diversos módulos luminosos, se dispone de nuevas posibilidades para la escenificación lumínica del auto. Además, tienen un aspecto de máxima precisión. Estas luces acentúan el ancho de la parte posterior y el coche tiene un aspecto más impactante y dinámico, que resulta inconfundible tanto de día como de noche.