Dhymar Cohen
2 marzo, 2017

Todos sus componentes están diseñados para cambios rápidos en la pista y para un rendimiento óptimo a su retorno a la configuración de calle

 

Chevrolet ha establecido un nuevo punto de referencia en términos de rendimiento, con la introducción del Camaro ZL1 1LE 2018. La explosiva mákina incorpora la suspensión y la tecnología aero, así como los exclusivos neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar 3R, un paquete de rendimiento de pista extrema, llevando esta super versión a un nivel sin precedentes.

“El paquete 1LE enfocado en la pista ofrece niveles progresivos de rendimiento como nunca antes en un Camaro, desde la V6 1LE a la SS 1LE”, dijo Al Oppenheiser, ingeniero jefe de Camaro. “Pero con la nueva ZL1 1LE, la progresión da un salto cuántico, esto es lo último de lo último para el Camaro”. En pruebas preliminares, el nuevo ZL1 1LE fue 3 segundos más rápido que el estándar ZL1 Coupé. El rendimiento mejorado de la pista se basa en algunos elementos clave:

Aerodinámica: Las nuevas características aerodinámicas, incluyendo un alerón trasero de fibra de carbono, difusores de aire específicos y planos tipo buceo en la cara delantera que generan mejor adherencia y precisión en giros.

Suspensión ajustable: El ZL1 1LE cuenta con amortiguadores DSSV® (Dynamic Suspension Spool Valve) derivados de la competición para un control excepcional de la rueda y el vehículo. La altura de marcha delantera es ajustable. La barra estabilizadora trasera también ofrece ajuste de tres vías. Todos los componentes están diseñados para cambios rápidos en la pista para un rendimiento óptimo y un rápido retorno a la configuración de la calle cuando termina el día de pista.

Ruedas y neumáticos están forjados en aluminio, siendo una pulgada más anchas, de diámetro, delantero y trasero, que las ruedas ZL1 estándar y se usan con los nuevos neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar 3R que ofrecen un agarre lateral máximo. Desarrollado exclusivamente para el Camaro ZL1 1LE, los neumáticos 3R están diseñados para calentar más rápido para ayudar a mantener un agarre y una velocidad más consistentes, vuelta tras vuelta.

Pero son los 650 caballos de fuerza que le da la fuerza propulsora con un LT4 sobrealimentado respaldado por una transmisión manual de seis velocidades con Active Rev Match. Los frenos Brembo con los típicos calipers rojos llevan el logotipo 1LE.