Juan Carlos García
22 julio, 2013

De acuerdo con la decisión tomada, las escuderías dispondrán de un total de ocho días de rodaje en pista, repartidos en cuatro tandas de dos jornadas, que se celebrarán en pistas europeas del calendario de la F-1. El Consejo también ha confirmó que en enero los equipos podrán empezar a probar los nuevos motores V6 Turbo. El Consejo Mundial de los Deportes de Motor, organismo dependiente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), hizo el anuncio de cara a la próxima temporada en el Campeonato Mundial de la Fórmula Uno.

Así las cosas, se permitirán un total de cuatro tandas de dos días de test por temporada, en sustitución de los actuales ocho días promocionales y los tres días de test de jóvenes pilotos. Se celebrarán en circuitos europeos el martes y el miércoles después de una carrera con tal de garantizar que los recursos necesarios sean los mínimos, destaca el documento oficial.

Si en los últimos años la pre-temporada ha empezado en febrero, en 2014 lo hará a efectos prácticos en enero con tal de que los equipos dispongan de más tiempo para aclimatarse al funcionamiento de los nuevos motores V6 Turbo. El rodaje en pista también estará permitido en enero de 2014 para que los equipos puedan probar antes sus nuevos motores.

Además del nuevo reglamento técnico, la temporada del 2014 de Fórmula Uno también estará marcada por la introducción de un nuevo sistema de penalizaciones con el que la FIA tratará de fomentar el deporte limpio. De esta manera, si un piloto acumula 12 puntos de sanción, la FIA lo suspenderá automáticamente para la siguiente carrera. La cantidad de puntos que recibirá por cada ofensa variará según la gravedad de la misma, pero es seguro que oscilará entre uno y tres. Estos permanecerán en su licencia durante un año natural.