Juan Carlos García
4 octubre, 2017

En su dinámica de innovaciones, Volvo Cars ha inventado una nueva forma de adquirir un vehículo: el ventajoso servicio de suscripción “Care by Volvo”, que se presenta coincidiendo con el lanzamiento del nuevo Volvo XC40. Con este servicio, tener un vehículo será tan fácil, claro y sencillo como tener un teléfono: una tarifa mensual de ámbito nacional previamente negociada que además dará derecho a la entrega de un vehículo nuevo cada 24 meses.

Tras hacer su pedido por Internet, los clientes de Care by Volvo podrán llevarse su nuevo Volvo sin preocuparse por ninguno de los extras habituales, como el pago inicial, seguros, impuestos, costes de mantenimiento o diferencias relacionadas con la zona geográfica o la edad del cliente.

Además, dependiendo de la disponibilidad regional, Care by Volvo ofrecerá servicios de conserjería digital tales como combustible, limpieza, recogida para mantenimiento o entrega de las compras realizadas por comercio electrónico en el propio vehículo.

Los conductores del XC40 serán también los primeros clientes de Volvo que podrán compartir su vehículo con su familia y amigos gracias a la nueva tecnología de llave digital. Esta función de uso compartido viene de serie para los clientes de Care by Volvo.

Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, afirma: “Care by Volvo supone la introducción del sistema de accesibilidad a un vehículo propio de nuestra época. Los consumidores se han acostumbrado a pagar una tarifa plana por todo tipo de servicios, así que el proceso tradicional de compra y propiedad de un vehículo puede parecerles bastante complicado. Esto va a cambiar con Care by Volvo”.

Con el tiempo se incluirán otros modelos de Volvo, al igual que los nuevos servicios de conserjería digital. Care by Volvo es un concepto que se irá desarrollando y ampliando. El objetivo fundamental es ofrecer a los clientes un fácil acceso a la sensación de libertad que proporciona un vehículo.