Juan Carlos García
17 febrero, 2014

¿De qué se trata? Funciona transmitiendo electricidad a través de resonancia magnética, además, permite estacionar tanto en batería como en línea y se combina con el Sistema Inteligente de Aparcamiento de Toyota, que indica la posición idónea en la plaza de aparcamiento para realizar la carga.

Toyota iniciará las pruebas de verificación de este nuevo sistema inalámbrico de carga de baterías para vehículos con motor eléctrico, como híbridos enchufables y vehículos eléctricos, en la prefectura de Aichi (Japón). Están previstas pruebas similares en Estados Unidos y Europa más adelante. El sistema permite cargar la batería de forma mucho más práctica y sencilla.

El sistema de carga funciona mediante una tecnología de resonancia magnética. Así, el dispositivo transmite electricidad a través de la resonancia magnética resultante de los cambios de intensidad del campo magnético entre una bobina sobre el suelo del aparcamiento, que transmite, y otra en el vehículo, que recibe. El sistema está preparado para reducir los descensos de la eficiencia que puede provocar una mala alineación entre el vehículo y la superficie de carga o las diferencias de altura entre la bobina transmisora y la bobina receptora.

Creado pensando en una futura comercialización, el sistema de carga está diseñado para reducir al mínimo las interferencias magnéticas de equipos cercanos y la bobina transmisora montada en el suelo tiene un estructura lo bastante resistente como para soportar el peso de un vehículo al pasarle por encima en las maniobras para estacionar.