Juan Carlos García
6 marzo, 2019

Volvo, la autoridad mundial en seguridad ha aportado al mundo un vivaz modelo de sus convicciones de marca, al anunciar que a partir del 2020, la velocidad máxima de todos sus vehículos estará limitada a 180 km/h.

Se trata de una clara señal sobre los peligros del exceso de velocidad, dentro de los objetivos de Gotemburgo de que nadie muera ni resulte gravemente herido en un Volvo nuevo para el año 2020.

“Conscientes de que la tecnología por sí sola no nos llevará hasta los cero accidentes”, Volvo Cars está yendo más allá al tomar en cuenta también el comportamiento de los conductores.

Las investigaciones realizadas por Volvo Cars para acabar definitivamente con las muertes y lesiones graves en sus vehículos han permitido detectar tres problemas de seguridad aún no resueltos. Son las denominadas “brechas de seguridad”, y la más significativa de ellas es el exceso de velocidad.

Volvo es una empresa líder en seguridad: siempre lo hemos sido y siempre lo seremos”, afirma Håkan Samuelsson, presidente y director ejecutivo. “Nuestras investigaciones nos han permitido identificar las áreas que suponen un problema para acabar con las muertes y lesiones graves en nuestros vehículos. Aunque limitar la velocidad no sea el remedio para todos los males, merece la pena si nos permite salvar al menos una vida”.

Además de limitar la velocidad máxima, Volvo también está investigando la posibilidad de combinar el control de velocidad inteligente y las tecnologías de geo-localización para limitar automáticamente la velocidad en los alrededores de escuelas y hospitales.

El problema del exceso de velocidad es que, por encima de ciertas velocidades, las tecnologías de seguridad integradas en el vehículo y el diseño de infraestructuras inteligentes ya no son suficientes para evitar muertes y lesiones graves en caso de accidente. Por eso la velocidad está limitada en la mayoría de los países occidentales, aunque el problema sigue persistiendo y el exceso de velocidad es uno de los motivos más frecuentes de accidentes de tráfico con víctimas mortales.