Leyenda y Vanguardia en el Exclusivo Podio de “Makina Eterna”

El ícono del performance ahora es más potente, más dinámico e increíblemente más rápido… Es aún más Porsche

Por invitación de Porsche Latin America y Peynado Ga asistimos a la presentación del nuevo Porsche 911, expuesto en toda su grandeza en el circuito de Fórmula 1 Hermanos Rodríguez de la capital mexicana para dictarnos cátedra de inédita deportividad. Pero también la “Makina Eterna” disertó a todo lo alto sobre investigación, ciencia y tecnología, marcando un nuevo hito en términos de potencia, agilidad y preminencia digital. ¿Un Nuevo Porsche Más Emocionante? Increíblemente sí… un Porsche más Porsche pleno de reminiscencias, reencumbrado como el ícono más puro de la deportividad

 

El Escenario Perfecto

El Autódromo de Fórmula 1 Hermanos Rodríguez resultó el escenario idílico para la presentación del totalmente nuevo Porsche 911 dirigida a la prensa latinoamericana.

Estamos hablando del escenario donde los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez se inmortalizaron como el paradigma del deporte de la velocidad en México, el cual habría de proyectarlos al podio de la fama mundial en el pasado siglo 20. El circuito tiene una longitud de 4.3 kilómetros con 15 curvas y tramos súper rápidos, para brindar una velocidad máxima de 310 km/h.… alfombra roja donde el totalmente nuevo 911 nos mostró su mega deportividad, tal cual lo disfrutamos durante esta presentación estelar.

 

Pureza 911

Dicho con todas sus letras, el Porsche 911 encarna el arquetipo del imbatible ícono súper deportivo. El inconfundible perfil de esta mákina de pasiones goza del arte que vence al tiempo, mientras sus poderosas entrañas despiertan la más explosiva descarga de adrenalina que la industria automotriz puede ofrecer. Su sello indeleble expresa un sentimiento único que manifiesta la más sensitiva expresión de lo que conocemos como ‘performance’. El Porsche 911 es un espíritu global que por derecho propio respira en lo más intenso de las emociones.

Más que una marca, Porsche es un instituto de investigación y desarrollo de naturaleza precursora, un laboratorio científico de constate avance tecnológico, cuyos especialistas transforman el movimiento en arte y el arte en dinámica deportiva.

Desde 1963, el 911 es la obra maestra que ha brindado la conducción deportiva más excitante de toda la industria. Pero si es el deportivo perfecto ¿Cómo llevarlo hacia nuevas sendas de lo perfectible? En México pudimos atestiguarlo con lujo de detalles bajo la correspondiente carga de adrenalina.

Semblante Indeleble

El totalmente nuevo Porsche 911 luce sereno y excitante. Puede parecer una contradicción, pero delante de esta mákina la serenidad de su trazado siempre desata excitaciones. Ostentando el inconfundible ADN de su eterno semblante, su nueva fisonomía renovada significó un reto para la tradición y el futuro de la marca.

Sus ópticas LED de nuevo desarrollo, integran exquisitamente tecnología y tradición. Exhibiendo la penetrante mirada Porsche de la temprana serie G, el capó reformulado y la toma de aire delanteras en una poderosa unidad gráfica en negro continuo, que exponen un 911 de supremo carácter.

Libre de adornos superficiales como todo Porsche, la vista lateral ofrece una caída más baja, visualmente más apegado al piso, resaltando dramatismo, complexión y volumen.

Dado el minucioso trabajo quirúrgico realizado, sus guardalodos son hasta 45 mm más anchos, con neumáticos más grandes en el eje trasero, lo que le confieren al nuevo 911 un aspecto aún más musculoso, agresivo y atlético.

La región posterior merece un énfasis especial por el trazado fervorosamente horizontal de sus ópticas, expresadas con una nueva línea LED continua, que aportan un inédito patrón de pasiones para los recorridos nocturnos. La volumetría de los extremos expresa un nuevo gesto 3D de intenso estilismo.

La fresa del pastel destella de simbolismo en su tercera luz de freno enclavada en NUEVE tramos de la parrilla con un ONCE lumínico al centro, en claro homenaje a la estirpe 911.

Otro apunte de encomio va para su nuevo alerón trasero de ‘inteligencia adaptativa’, ampliado en un 25%, para aportar mayor coraje a la aerodinámica.

Suprema Retórica del Performance

En las entrañas del nuevo 911 respira un lúdico bóxer twin-turbo de seis cilindros de nueva generación. Su acentuado perfeccionamiento se centró en el aumento adicional de las prestaciones con turbocompresores más grandes y una novedosa estructura simétrica con válvulas Wastegate de control eléctrico, que en combinación con la nueva tecnología de inyección piezoeléctrica entrega un derroche de potencia, mayor torque y eficiencia en la más denodada deportividad de altas revoluciones. Se trata de 30 caballos de fuerza adicionales para un total de 450 hp y un abrumante par de 530 Nm… un todo homogéneo de genuina adrenalina Porsche.

El 911 se engrandece sensiblemente con su nueva caja de cambios PDK de doble embrague de ocho velocidades, perfeccionado desde la primera que ha mejorado el despegue, hasta la octava con cambios de reacción más corta. El conductor percibe nuevos placeres de la súper deportividad dada su rapidez y precisión.

Así el nuevo Porsche 911 Carrera S acelera de 0 a 100 Km/h en sólo 3.5 segundos con el Sport Chrono Package, mientras que el 911 Carrera 4S con su súper tracción integral es capaz de lograrlo en 3.4 segundos, superando los 3.8 anteriores.

El nuevo concepto del chasis ha logrado una consistencia más rígida y versátil en nueva combinación de ingredientes metálicos que minimiza el acero a un 30%, capaz de reducir el peso tanto como para montar las nuevas tecnologías del performance y confort… y ahorrarse 12 kilos.

La tecnología de competición Porsche más actualizada se vierte en este nuevo 911. El nuevo sistema de dirección garantiza mayor agilidad y precisión en el comportamiento dinámico al trazar curvas, en perfecta sincronía con el giro del eje trasero asegurando mejor estabilidad. Esto se combina con el Porsche Active Suspension Management (PASM) de nueva factura, perfeccionando el movimiento de los amortiguadores con nueva válvula reguladora de precisión que se ajusta progresivamente mediante fuerza magnética y un software que calcula la posición exacta de cada uno cientos de veces por segundo, siendo capaz de reconocer la situación de conducción y las condiciones de la carretera.

Todo esto fue degustado curva por curva en el santuario azteca de Fórmula 1 en ambas versiones Carrera S y Carrera 4S. Acelerar esta mákina a fondo es disfrutar “la nirvana de las prestaciones deportivas”. Volante, asiento y pedales conectados como una extensión de los sentidos en inagotable potencia con la música de fondo de su embravecido boxer… un performance celestial.

Remembranza en Pura Modernidad

El interior del totalmente nuevo 911 parte sus propias aguas, gracias a sus líneas cuidadosamente talladas de remembranza, incorporando la disposición y estilo que originalmente resplandecían en su primera y segunda generación. Esta simbiosis entre ayer y hoy se expresa con fuerza en el tablero, cuya arquitectura horizontal sella su ascendencia histórica, con un volante multifunción de impresión más ligera, ungido de costuras de contraste y la mejor piel.

El temperamental cockpit que por décadas inspiró a los conductores más exigentes, ahora deslumbra con un nuevo ímpetu, elevando el valor de la tecnocracia más excelsa. Con sencillez purista, combina una exquisita diagramación digital que reproduce las tradicionales cinco esferas del primer 911, pero el tacómetro al centro está especialmente preservado en lenguaje análogo como otro signo que conecta con la tradición. Se trata de una innovación al 911% con toda la información de la conducción dinámica, que incluye el sistema de visión nocturna, navegación GPS, Control Crucero Adaptativo, grafica de Fuerzas G, control del audio y numerosos etcéteras tecnológicos, vertidos como ningún otro Porsche lo había expuesto.

La nueva pantalla central táctil de 10.9 pulgadas del PCM es un altar de sofisticada tecnología como nunca antes en el historial del 911, que se la luce con el Porsche Connect Plus de serie. Su manejo intuitivo escapa a todo convencionalismo, facilitando sensiblemente al gusto personal el control ampliado del infotainment. Debajo reluce una unidad de cinco comandos combinados con la nueva palanca de cambios… una escultura electrónica para llevar la marcha con estilo.

El renglón acústico del 911 es otra riqueza para el conductor y acompañante. Además del Sound Package Plus de serie, ofrece el BOSE Surround Sound-System opcional, con dos altavoces para una potencia total de 570 vatios. En el colmo de la gloria sónica se puede optar por el Burmester High-End Surround Sound-System, igualmente con doce altavoces, pero con una potencia total de 855 vatios.

Un párrafo estelar sirve para dignificar los esplendidos asientos del 911, cuyos ‘porschentajes’ de placer son idílicos, adoptando el manejo sencillo de los 911 anteriores. Destacable son sus asientos traseros mejorados, más anchos y con mayor respaldo.

Nuevo Record Nürburgring

Esta “Makina Eterna” ha marcado un nuevo hito en el circuito de carreras más emblemático del mundo… 7:25 minutos en Nürburgring, cinco segundos más rápido que el 911 anterior.

Matrix LED PDLS Plus

El sistema de iluminación Matrix LED se rige por más de 300 lux y un sofisticado sistema de 84 LED individuales de alta intensidad controla por la cámara con procesador de datos del Porsche Dynamic Light System Plus que genera una potencia equivalente al láser sin deslumbrar a los conductores que vienen de frente, ni a los que van delante. Incluye una función para detectar peatones y animales y se proyectan en el nuevo sistema de visión nocturna.

Exclusivo Wet Mode

La nuevas tecnologías exclusivas de este 911 han dado lugar una primicia mundial: el “Wet Mode”. Se trata de un sistema que monitorea las condiciones del suelo, capaz de detectar cuando está resbaladizo. Así recomiendo activar el modo Wet, con el cual se sincronizan los sistema PSM, PTM, PTV Plus, el conjunto aerodinámico y de propulsión, para optimizar la estabilidad sobre el piso mojado y lidiar con situaciones graves de acuaplaning, incluso para frenadas bruscas.