Juan Carlos García
4 septiembre, 2019

Cuando las coincidencias “atacan”, nos dibujan una sonrisa en los labios o nos arquean las cejas hasta el tope. Y aquí está la prueba: docenas de DeLoreans se han ´reunido´ en un almacén, para esconderse de la furia del huracán Dorian.

Este tenebroso ciclón arrancó dubitativo por todo el mar Caribe, perdonando a Puerto Rico y República Dominicana, para “embalarse” hacia Bahamas y la península de la Florida. Ahora bien, que el nombre DeLorean y Dorian hagan rima… esa es la coincidencia.

La idea de los dueños de estos autos clásicos es que sobrevivan, para ser siempre la gran referencia de Back Tot he Future, la película de los ochentas que dejó una huella inborrable.

Cuando se trata de una tormenta devastadora como el huracán Dorian, la protección de los vehículos es solo una preocupación secundaria para la protección de las personas, las mascotas y la propiedad y la seguridad de los socorristas. Sin embargo, si está al cuidado de autos clásicos que pertenecen a otras personas, debe hacer lo que pueda para protegerlos. Esa es la situación en la que se encuentra DeLorean Motor Company de Florida, ya que Orlando ya está sintiendo los efectos de las bandas externas de la tormenta.