Juan Carlos García
4 diciembre, 2018

Reid & Compañía se presentó en el más grande evento sobre ruedas del país, con genuinas joyas Maserati, cuya excelencia automotriz no necesita presentaciones. Su legado de más de un siglo de historia es tradición de incomparable glamour y lujo italiano inimitable, representa la suprema insignia de elegancia que supera los estándares premium en la industria.

Las destellantes joyas de gama Maserati marcaron distancias en la AutoFeria Popular, comenzando con el Maserati Levante GTS: la majestuosa escultura SUV de altas prestaciones y excelso lujo, que representa otro capítulo estelar del selecto mundo Premium.

Dada su ferviente gama propulsora, desarrollada conjuntamente con Ferrari, la Levante ofrece una experiencia de conducción exclusiva, que el público presente en la AutoFeria admiró como verdaderas joyas de la corona italiana. Anunciaron su disponibilidad dos de su mayores expresiones de poder: el Levante GTS, con su motor V8 3.8 Twin Turbo de 550 hp y el Levante Trofeo, que aumenta su poder a 590 hp.

El Levante GTS es lo último en innovación de Maserati. Gracias a su notable relación peso potencia, el Levante GTS sólo necesita 4.2 segundos para alcanzar los 100 km/h, mientras que su velocidad máxima es de 292 km/h.

Su hermano “racing” es el Trofeo, la versión más potente de la gama del SUV, con un rendimiento supremo que brinda emocionantes experiencias de conducción, en perfecto confort y con un impecable estilo Maserati, y por supuesto el sistema de tracción integral inteligente Q4.