Juan Carlos García
23 marzo, 2015

 Corvette se llevó la gloria de la edición 63 de las 12 horas de Sebring Mobil 1, de La Florida. Fue la primera victoria Chevrolet en 50 años, desde que un impetuoso Chevy Chaparral ganó en 1965. Coincidentemente, un Chaparral fue el auto ofrecido en la carrera de este año. La carrera comenzó a las 10:40 de la mañana, terminó a las 22:40, tiempo suficiente para que en el autódromo de 3,74 millas se diera una dura batalla entre 43 rabiosas mákinas. Así, el prototipo Corvette del Action Express Racing DP, conducido por Joao Barbosa, Christian Fittipaldi y Sebastien Bourdais, fue el más rápido de las cuatro categorías que corrieron en Sebring. Este mismo equipo terminó segundo en el campeonato de 2015 en el Tudor SportsCar en la apertura de la temporada y ganó las 24 en Daytona.

Dominio Total del Corvette en las 12 Horas de Sebring - MAKINAS (2)Fue un podio únicamente para Corvette y más nadie, como segundo en la general y segundo en la categoría de Prototipos con un Corvette DP, que corrió con el número 10, en la carrera Wayne Taylor Konica-Minolta, seguido por otro Corvette DP con el No. 90.

Las otras dos clases son autos de producción de la clase GT, tipo Le Mans, ligeramente más rápidos que los autos GT de Daytona (GTD). Los modelos de la GTLM es posiblemente la categorí más disputada, ya que las entradas suelen tener el respaldo de fabricantes como Porsche, Chevrolet, BMW, Aston Martin y Ferrari.

Con la bandera a cuadros agitándose a su paso, el Chevrolet Corvette C7.R, que es completamente diferente de los Corvettes Prototipos, se pavoneó con la victoria de Jan Magnussen, Antonio García y Ryan Briscoe. Un primer segundo fue el No. 62 Risi Ferrari 458 Italia, que también ganó el premio DEKRA Green Challenge, como el vehículo más limpio, más rápido y más eficiente en la clase. En tercero fue el Porsche 911 RSR, con el No. 17 del equipo de gomas Falken.