Juan Carlos García
13 diciembre, 2017

Polaris es una fortaleza deportiva capaz de imponerse a cualquier trayecto off-road. Su arma más poderosa es la innovación, como la sofisticada tecnología de su suspensión activa Dynamix. Este recurso de la ciencia automotriz llega al país como una impresionante “suspensión inteligente”, diseñada para los más inclementes ambientes fuera del camino. La naturaleza de la suspensión Dynamix es tal, que monitorea al piloto y los sensores del vehículo cientos de veces por segundo, ajustando cada amortiguador al instante, de acuerdo a las condiciones que se van enfrentando.

Este sistema es tan dinámico y avanzado que ha eliminado los modos de manejo suave/extremo, porque los gestiona al momento de la aventura.

 Ajuste al instante en cualquier situación

En las curvas, el sistema Dynamix automáticamente se ajusta al trayecto, impregnando de más firmeza a los amortiguadores para evitar sobresaltos o deslizamientos, manteniendo el vehículo bien plantado y con mayor agarre. El sistema es tan versátil que está diseñado para responder adecuadamente por igual a los contragiros.

El Factor Velocidad

La tecnología Dynamix se desempeña con lealtad e inteligencia endureciendo todos los amortiguadores del Polaris, en función del aumento de la velocidad. Al acelerar desde cero, los amortiguadores traseros se endurecen para optimizar la potencia del motor, a fin de despegar como un cohete.

Los Saltos en el Aire

Los Dynamix del Polaris brindan total confianza por más acrobáticos que sean los saltos en el aire, ya que es capaz de ajustar los 4 amortiguadores para resistencia máxima, previniendo la correcta adaptación de los mismos al tocar tierra nuevamente.

A la Hora de Frenar

El sistema es tan versátil que al pisar los frenos, Dynamix endurece los amortiguadores delanteros para minimizar y hasta neutralizar la inestabilidad del vehículo.

Dynamix al Gusto de la Aventura

Como leal cómplice de las andanzas off-road, Dynamix de Polaris cuenta con un interruptor de tres posiciones para acomodarse a las condiciones de manejo, eligiendo entre:

Confort. Para brindar máxima comodidad, al estar especialmente diseñado para el paseo tranquilo, eliminando las pequeñas irregularidades off-road.

Sport. Es la mezcla perfecta entre confort y alto desempeño para conducir a altas velocidades sin problemas. Todos los sensores y amortiguadores responden con una sensibilidad mayor, dando una mejor respuesta a las demandas del conductor.

Firm. Este modo adapta todos los amortiguadores a su máxima resistencia, para un manejo más firme, diseñado para curvas fuertes y terreno escabroso.