Juan Carlos García
17 febrero, 2014

Tras la renovación completa de su oferta en los segmentos compactos, Peugeot presenta su nuevo modelo urbano, que en su 108 supone una bocanada de aire fresco.

Compacto y perfectamente adaptado a los desplazamientos urbanos, el nuevo Peugeot 108 se viste con un diseño chic y muy atractivo. El nuevo Peugeot 108 es un vehículo conectado que se convierte en un espejo del smartphone de su usuario, gracias a la gran pantalla táctil dotada de la función Mirror Screen que incluye los nuevos protocolos de conectividad MirrorLink y AppInCar. Además, dispone de equipamientos propios de segmentos superiores como la cámara de visión trasera, el climatizador automático o el acceso y la puesta en marcha manos libres.

Moderno y rebosante de talento, el nuevo Peugeot 108 no olvida para nada los fundamentos del segmento. Con su agilidad y su compacidad domina por completo la ciudad y con sus eficientes motores de 3 cilindros resulta muy económico de utilizar.

“En sólo dos años Peugeot ha renovado totalmente su oferta en los segmentos A, B y C. Hoy la marca acoge con orgullo al nuevo Peugeot 108 en el seno de una gama más joven que nunca”, asevera Maxime Picat, director general de Peugeot. Existe, por ejemplo, un Peugeot 108 berlina de 5 puertas de color Red Purple con motivos en forma de diamante que interactúan con la luz. Algunos metros más allá, otro Peugeot 108, éste de 3 puertas, sorprende con su pintura bicolor que mezcla el tono Red Purple con el Gris Gallium en la parte superior.

En la dirección opuesta, otro Peugeot 108 de 3 puertas exhibe su elegante Blanc Lipizan salpicado de suaves diseños de flores. La tela replegada de su techo Red Purple permite admirar su habitáculo. La banda del salpicadero Aïkinite combina con la consola central en Negro Brillante, con su gran pantalla táctil y con los asientos tapizados en cuero. Pese que son todos diferentes pertenecen a la misma familia y no son más que ejemplos de las numerosas combinaciones posibles que ofrece el nuevo Peugeot 108.