Juan Carlos García
22 marzo, 2014


El inicio de las pruebas del intrigante modelos de movilidad personal y eléctrico Toyota i-Road, donde los mismo consumidores lo montarán en el área metropolitana de Tokio. Estas pruebas, de carácter limitado y cuyo objetivo es valorar la eficacia del vehículo eléctrico en situaciones cotidianas en zonas urbanas, se llevarán a cabo este verano.

El i-Road ofrece una innovadora experiencia de conducción, combinando la comodidad de una motocicleta con el confort y la estabilidad de de uso y maniobrabilidad. un vehículo. El i-Road que se utilizará en las pruebas de consumidores en Tokio está basado en el prototipo que se  Toyota expuso en el 43º Salón del Automóvil de Tokio, celebrado a finales de 2013. Ahora está disponible en cinco colores diferentes de carrocería y ofrece mayores niveles de visibilidad, facilidad

Toyota proporcionará diez vehículos a la veintena de participantes en las pruebas, que serán desde personas corrientes hasta expertos en tendencias y en el sector. Se recabarán las impresiones sobre las sensaciones de la conducción, la satisfacción de los usuarios, la facilidad de uso en zonas urbanas y la influencia sobre los destinos escogidos.

Además de las próximas pruebas en Tokio, el i-Road se ha probado en vías públicas de desde principios de marzo, como parte del sistema de tráfico urbano de  Toyota  Hamo1, creado para explorar la consecución de una sociedad baja en emisiones contaminantes donde la movilidad se potencie mediante la tecnología.  Toyota seguirá investigando los vehículos eléctricos ultracompactos para optimizar los recorridos de corta distancia en zonas urbanas.