Juan Carlos García
12 abril, 2016

Dos Ford GT empiezan este fin de semana la campaña del Campeonato del Mundo FIA de Resistencia, en las 6 horas de Silverstone, marcando el inicio de la temporada del WEC en el Greatworth Park (Reino Unido). Después, ambas mákinas irán al Spa de Bélgica, antes de instalarse en Le Mans durante buena parte del mes de junio. De allí los equipos irán a Nürburgring (Alemania), antes de viajar a México, Estados Unidos, Japón, China y Oriente Medio.

La carrera de Silverstone tradicionalmente capta la mayor multitud de espectadores del WEC, fuera de las 24 Horas de Le Mans, con 23 pilotos británicos, por lo que los espectadores tendrán mucho donde elegir.

“Éste es un momento emocionante”, ha dicho Dave Pericak, director a nivel mundial de Ford Performance. Ford Chip Ganassi Racing ha estado compitiendo en los Estados Unidos desde enero y ahora empieza nuestro esfuerzo mundial en Silverstone. Nuestros equipos WEC son fuertes y creo que la combinación de Ford GT junto con los pilotos y el equipo que hemos elegido serán una fuerza a tener en cuenta. Esperamos tener una competencia acérrima por parte de Aston Martin, Ferrari y Porsche, pero no os dejéis confundir por ello, ¡estamos preparados para competir!”. Tras su reciente acuerdo con Ford Chip Ganassi Racing, Harry Tincknell ha estado familiarizándose con el Ford GT y está ansioso por conducir este bólido en su circuito de carreras favorito.

 Silverstone es probablemente una de mis pistas favoritas de todo el mundo”, ha dicho Tincknell. “Hay muchas curvas a alta velocidad y, de hecho, la pista presenta una mezcla de virajes realmente buena, con muchas oportunidades para adelantar. Creo que al Ford GT le va a gustar ya que se necesita un auto polivalente para hacerlo bien aquí”, concluyó.