Juan Carlos García
9 septiembre, 2015

El Ford Edge tiene una misión táctica que cumplir, dentro del plan maestro de Ford de lanzar cinco vehículos totalmente nuevos o rediseñados que competirán en el segmento SUV y crossover en Europa a lo largo de los próximos tres años.

De esta forma, el punto de partida es el Edge de especificaciones europeas, que entre bombos y platillos hará su debut en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Este movimiento por la pista de la innovación del óvalo azul, tiene su base en el siguiente factor: Ford Europa calcula que sus ventas de SUVs se incrementarán en un 200 por ciento con respecto a 2013 a finales de 2016.

Igualmente Ford planea actualizar el Kuga y el EcoSport a finales de este año. Un nuevo estudio encargado por Ford en Europa concluye que los SUVs son objeto de deseo de los ‘millennials’, jóvenes de entre 17 y 34 años, lo que indica que el boom de los SUVs en Europa se acelerará conforme esta generación tenga edad de comprar vehículos.

A principios del próximo año, Ford dispondrá de ocho modelos con tracción total y tracción a las cuatro ruedas, lo que supone el 50 por ciento de toda su gama, frente a los tres modelos equipados con ellas en el 2012; Ford espera que las ventas de los vehículos equipados con tracción total aumenten en un 200 por ciento de aquí a 2016.

“A nivel global, Ford ha estado en la vanguardia del segmento SUV desde hace décadas y ahora está consolidando una gama europea que ofrece el diseño elegante, una aerodinámica más propias de un auto y una eficiencia de combustible claves para que los SUVs se vayan haciendo tan populares en Europa”, cuenta Jim Farley, presidente y CEO de Ford.

Ford---link