Juan Carlos García
19 febrero, 2016

Akio Toyoda se había ido adelante en el Autoshow de Detroit, detallando las grandezas en diseño, rendimiento y artesanía del totalmente nuevo Lexus LC 500. Ahora, el consorcio volverá a detonar admiraciones en el Auto Show de Ginebra, con otra `asombrante` vertiente de la gama: el totalmente nuevo Lexus LC 500h.

Esta mákina llegará dotada del primer sistema híbrido de múltiples etapas, único en el mundo, en una tecnología que representa la próxima generación de sistemas de propulsión híbridos, diseñados específicamente para vehículos de alto rendimiento.

Como todo miembro de la estirpe Lexus, este premium de antología exhala la misma exquisita interpretación elegante y sugerente de la filosofía L-Finess, dotada de un cuerpo ultra-rígido pero ligero, con suspensión multibrazo para un manejo de precisión.

Posicionado claramente como el coupé buque insignia de la línea Lexus, la rugiente nueva fiera es un vivo desprendimiento del inspirado concept LF-LC, que tantas aclamaciones coleccionó en su debut del 2012. La progenie CL representa un cambio en Lexus en lo tocante a sus procesos de ingeniería y dirección de diseño, marcando el comienzo de una nueva etapa de esta marca premium.

El 500h LC desarrolla un exterior glamoroso y una línea de capó notablemente baja. Su intenso perfil deportivo coupé se caracteriza por una línea de techo de barrido, que se estrecha desde el centro hacia la posición de los ocupantes, creando una tenaz silueta homocéntrica. Ruedas de gran diámetro flamean el piso, mientras las puertas se abren hacia adentro creando una poderosa vista de auto ultra-progresivo, con una parrilla llevada al extremo en su agresiva belleza, con acabados de cromo de potente tensión visual.