Juan Carlos García
8 marzo, 2016

Con las expectativas creadas por todo lo alto, la totalmente nueva Maserati Levante llegará al mercado del Tío Sam por la puerta grande, nada menos que dentro del fastuoso Salón Internacional del Automóvil de New York. La primera SUV de la marca en sus cien años de historia, viene a completar la gama existente del consorcio de Módena, junto con los modelos Quattroporte, Ghibli, GranTurismo y GranCabrio.

El diseño del Levante exhibe toda la genética de la marca Maserati con un carácter desinhibidamente italiano: la agresiva parte delantera introduce grupos ópticos afilados separados en dos elementos, con las luces superiores conectadas a la parrilla. La firma de diseño de Maserati es claramente visible en los lados, en las tres icónicas salidas de aire sobre las aletas delanteras y el trapezoidal pilar C, con el logotipo del Tridente. La parte trasera está dominada por la afilada ventana de complexión aerodinámica, cónsono a su naturaleza deportiva de alto rendimiento.

A nivel técnico, el chasis del Levante está diseñado para combinar el excelente rendimiento en carretera típico de todos los Maserati, aunado a una óptima conducción offroad. La nueva SUV cuenta con un alto nivel de contenido estándar en todas sus versiones, que incluye: SUV resortes de amortiguación, más su unidad de tracción inteligente”Q4″ en las cuatro ruedas y transmisión automática de 8 velocidades, especialmente calibrada para la gran SUV italiana.