Yanira Tavarez
3 noviembre, 2014

El Dodge Challenger SRT Hellcat número 0001 fue vendida recientemente en una subasta por US$825,000 a Rick Hendrick de Hendrick Motorsports. Claro, eso es un montón de dinero en efectivo, pero para gente cono Rick, tener un mákina como esta no es tan loco como suena, y lo recaudado fue a una buena causa.

La subasta se llevó a cabo por Barrett-Jackson en Las Vegas el 100% de lo recaudado va a Opportunity Village, que es una organiza

ción benéfica que ayuda a las personas con discapacidad intelectual en el área de Las Vegas.

Hendrick ahora tiene el privilegio de llamar a su propio primer Dodge Challenger SRT Hellcat. Está pintado Stryker Rojo, un color reservado para el Viper, por lo que esto realmente es un objeto de colección.