Juan Carlos García
2 abril, 2014

EL nuevo reto de Toyota Racing en Las 24 Horas de Le Mans será con todo un misil de tierra, llamado TS040 HYBRID, junto al renovado equipo de pilotos que participarán en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA 2014- FIA World Endurance Championship (WEC).

Con 480 CV de propulsión híbrida con tracción a las cuatro ruedas sumados a los 520 CV del motor de gasolina de 3,7 litros, el TS040 HYBRID, presentado hoy en el Circuito de Paul Ricard (Francia), desarrolla una potencia máxima de 1000 CV e incorpora la tecnología híbrida más avanzada en el mundo del automovilismo.

Con este paso hacia un híbrido con tracción a las cuatro ruedas, Toyota vuelve a un concepto que ha formado parte del desarrollo de híbridos para competición desde 2007, cuando el Supra HV-R con tracción total se convirtió en el primer híbrido en ganar una carrera de resistencia, las 24 Horas de Tokachi (Japón).

El nuevo motor Toyota HYBRID System-Racing se ha desarrollado específicamente para la nueva normativa técnica del WEC, que hace especial hincapié en el ahorro de combustible. Se requiere una reducción del 25% del consumo de combustible con respecto a 2013, aumentando la eficiencia del motor, la aerodinámica y el estilo de conducción.

Un caudalímetro controlará el consumo de combustible, y se impondrán penalizaciones durante la carrera si el consumo medio de cada tres vueltas supera el límite establecido. El consumo de combustible permitido vendrá determinado por el nivel de capacidad híbrida que elija cada equipo; Toyota Racing ha optado por 6 MJ de capacidad híbrida por vuelta en el Circuito de Le Mans.