Juan Carlos García
17 agosto, 2016

El término “Generación X” suele referirse a aquellas personas nacidas a principios de los años 1960, hasta aquellos nacidos a inicios de los años 1980, bien, ahora un estudio deja ver que la Ford Explorer cuenta con un mayor porcentaje de propietarios de usuarios de la generación X en los Estados Unidos, según un nuevo estudio llevado a cabo por MaritzCX.

Se trata de profesionales de la generación X que exhiben una tendencia a conducir una Explorer Sport. Los datos del estudio muestran que el vehículo tiene el mayor porcentaje de compradores de la generación X, que los compradores de cualquier otra SUV no de lujo en los Estados Unidos. Con su motor de doble turbo EcoBoost V6 de 3.5 litros, acoplado a una transmisión automática SelectShift de seis velocidades, la Explorer Sport ofrece 365 caballos de fuerza a 5,500 rpm y 350 lb-pie de par motor a 3500 rpm.

La nueva Explorer Sport de Ford ha capturado un significativo 15 por ciento de las ventas totales del segmento, desde su debut en el 2014. “Ford tiene un cliente muy interesante con este producto, donde uno de cada cuatro profesionales poseen una Explorer Sport”.

Los miembros de la Generación X, entre los 47 y los 54 años de edad, tienen una mentalidad más práctica y están orientados más a la familia que los baby boomers, dice Sheryl Connelly, director de las tendencias mundiales y futuring de Ford.

El ingreso medio de un comprador de Explorer Sport es de unos $175,000 en comparación con $112,000 del comprador medio d una SUV mediana, revela el estudio. Mulcrone dice que los compradores Explorer Sport amplian la base de Ford por atraer a los consumidores más ricos, incluidos los que han sido dueños de marcas de primera calidad.