Dhymar Cohen
18 junio, 2014

El Festival Goodwood de la Velocidad es una excitante exhibición de lo mejor que la competición mundial produce, con un suculento menú de vehículos de carreras históricos, leyendas al volante y oleadas de espectadores, que ya rebasa los 120 años de tradición. Mercedes-Benz está dispuesto a ser líder de marca en la edición No.21, con Lewis Hamilton dirigiendo las acciones y su proverbial mákina, el  Mercedes AMG Petronas de la Formula 1. Estará acompañado por modelos emblemáticos que abarcan un siglo, desde los vetustos autos de carreras de Mercedes, parte del trío que marcó triplete en el Gran Premio de Francia en 1914, así como el W 125 y W 165 Flechas de Plata.

Entre el más raro de los autos que remontarán la colina, está el 300 SLS de 1957, unidos por el amplio arco excentricidad del auto de rally 500 SL de 1981. Algunas de las mákinas de carreras más enfocados y exitosos jamás construidos también estará presente, desde el Sauber-Mercedes C 9 al Penske-Mercedes PC 23 IndyCar desde 1994 y el CLK-LM de 1998. El toque moderno lo da el AMG SLS GT3 Racer junto con el DTM AMG Mercedes C-Class Coupé y hermanos roadgoing en la más extrema AMG, sin embargo, el SLS AMG Black Series y la poderosa escotilla caliente de todos ellos, el Clase A 45 AMG.

En la exhibición estática, el conceptual Mercedes-Benz AMG Vision Gran Turismo Concept, se la lucirá por vez primera en el circuito de Goodwood.