Juan Carlos García
15 junio, 2014

Fernando Alonso fue el invitado de honor para agitar la bandera de arranque de Francia con el anagrama de la carrera, que en lugar de la de cuadros, es la que ordena el inicio en las 24 Hora de Le Mans, en una 82va edición súper emocionante.

Justo después de la largada, la mega estrella de la Fórmula 1 confeso que “Me gustaría correr en ambas competiciones, pero debo esperar terminar mi carrera en la F1, y definitivamente correré en las 24 Hora de Le Mans”.

En versión 2014 de la competición de resistencia más legendaria del mundo, el Toyota TS040 número 7 del Alexander Wurz, el francés Stéphane Sarrazin y el japonés Kazuki Nakajima estaba en la pole position, delante del Porsche 919 número 14 de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb; y el Toyota TS040 número 8 de Anthony Davidson, Nicolas Lapierre y Sébastien Buemi. En el cuatro lugar arrancó Timo Bernhard, Timo Bernhard y Brendon Hartley en el Posrche 919 Hybrid número 20.

Los tres Audi R18 e-tron quattro estaban en línea desde la quinta posición comenzando con el número 3 de Filipe Albuquerque, Marco Bonanomi y Oliver Jarvis; seguido por el número 2 de Marcel Fässler, André Lotterer y Benoit Tréluyer; y número #1, ganador en 2013 de Lucas di Grassi, Tom Kristensen [nueve veces ganador] y Marc Gené, quien sustituye a Loic Duval, accidentado en los entrenamientos libres.

Pero muy poco después del arranque todo se barajó y las posiciones se tornaron muy diferente en una carrera cargada de incidentes y accidentes de los cuales se vieron afectados el Toyota número 8 que se retrasó por ocho vuelta y el Audi número 3 que tuvo que retirarse de la carrera.