Fernando Alonso y sus compañeros en el Toyota TS050 HYBRID nº 8, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi, se imponen en las 6 Horas de Spa-Francorchamps por delante del TS050 HYBRID nº 7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López, que terminan a poco más de un segundo.

El debut de Fernando Alonso con Toyota no ha podido tener mejor final, con su primera victoria desde 2013 y su primera pole position desde el 2012.

El piloto asturiano realizó dos stint al volante del TS050 HYBRID nº 8 en las 6 Horas de Spa-Francorchamps, el primero tras hora y media de carrera y el segundo a poco más de una hora de finalizar su primera prueba con Toyota en el Mundial de Resistencia.

En ambos casos, Alonso fue muy regular, no cometió ningún error y mantuvo al TS050 HYBRID nº 8 en primera posición hasta hacerle cruzar la meta en primera posición. Así, su primera carrera con Toyota se cerró con él cruzando la línea de meta como ganador de las 6 Horas de Spa-Francorchamps.

Tras la calificación del viernes, y una sanción por un error administrativo al TS050 HYBRID nº 7 que le hizo comenzar la carrera último, desde el pit lane y con una vuelta perdida, los dos Toyota arrancaron las 6 Horas de Spa marcando los mejores tiempos, con Mike Conway y Sébastien Buemi al volante, en los TS050 HYBRID nº 7 y nº 8, respectivamente.

El piloto británico comenzó la remontada nada más arrancar desde el pit lane y poco a poco fue ganando posiciones hasta lograr, junto a sus compañeros Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López, entrar en la lucha por la victoria contra el otro prototipo de Toyota.

El primer relevo en ambos Toyota se produjo a la par, a falta de algo más de 4 horas y media para el final, cuando Kamui Kobayashi sustituyó a Mike Conway y Fernando Alonso debutó oficialmente en carrera con Toyota al relevar a Sébastien Buemi. Con un safety car en pista, los dos TS050 HYBRID rodaron emparejados pero con una vuelta perdida para el prototipo que conducía Kobayashi.

El TS050 HYBRID nº 7 logró recuperar la vuelta perdida a algo menos de cuatro horas para la finalización de la prueba tras una parada en boxes de los dos prototipos de Toyota tras una bandera amarilla en pista. Mientras, Fernando Alonso y su TS050 HYBRID se mostraban muy regulares en su primer relevo, aumentando poco a poco la distancia frente a sus perseguidores.