Juan Carlos García
9 julio, 2014

Cuando tener ‘lo cuarto’ y adorar algo se juntan, da como resultado esta adquisición que está dando la vuelta al mundo. Se trata de un coleccionista europeo que ha pagado 1,115,600 euros o unos 1,517,200 dólares por un Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1961. La negociación se realizó en una subasta celebrada el sábado en la ciudad francesa de Mans. Este modelo con ‘hard-top’ fue adquirido por un coleccionista europeo, al igual que un AC Cobra, una mákina que llegó en el puesto 18 en 1964 en las “24 horas de Le Mans”, y que fue vendido en 761,000 euros. Un coleccionista sudafricano pagó 691,400 euros por un Ferrari F40 de 1991. En total, 37 vehículos subastados han superado los 100,000 euros. Varios lotes han superado su estimación de salida, como un Jaguar MkVII cabriolet Beutler de 1953 por el que se pagaron 160,900 euros. Un cabriolet Aston Martin DB2/4 MKIII “triplicó su estimación al término de una batalla encarnizada entre la sala y los teléfonos”, señaló la casa Artcurial. Con un precio estimado de entre 240,000 y 280,000 euros, al final fue adjudicado por 602,000 euros  y “permite al departamento automóvil Artcurial establecer un nuevo récord del mundo en una subasta para este modelo”, dijo el organizador de la venta que se realizó en el circuito de Le Mans.