Juan Carlos García
8 agosto, 2018

Los denominados “conductores kamikaze” en España son conocidos como “Geisterfahrer” en Alemania, “spookrijder” en los Países Bajos y “conducteur fantome” en Francia, causantes de muchos accidentes en calles y carreteras. Sus errores al conducir tienen consecuencias tan aterradoras como fatales, al tomar una autopista en la dirección equivocada.

Es probable que los choques en la dirección equivocada causen lesiones graves y muertes debido a que las velocidades de ambos autos se combinan en el impacto. Según la CEA, en España se produjeron una media de 130 accidentes anuales durante la última década causados por conductores kamikaze, con entre 25 y 30 muertos cada año.

Durante 2016, las emisoras de radio alemanas interrumpieron su programación en 2,200 ocasiones para emitir advertencias de “geisterfahrer”.

Estos accidentes pueden ser devastadores. Los conductores que están cansados, confundidos por las malas señales de tráfico o que conducen con malas condiciones meteorológicas pueden tomar el camino equivocado, sólo para descubrir que se han puesto a sí mismos y a otras personas en la autopista en peligro real“, afirma Jan Guesten, ingeniero de desarrollo de Tecnologías de Asistencia al Conductor de Ford Europa.

Para ayudar a prevenir la peor pesadilla de cualquier conductor, Ford ha introducido la tecnología de Alerta de Dirección Contraria. La Alerta de Dirección Contraria se basa en la tecnología de Reconocimiento de Señales de Tráfico de Ford, que utiliza información GPS del sistema de navegación de a bordo para identificar la ubicación del auto y una cámara orientada hacia adelante montada en el parabrisas para detectar señales importantes tales como límites de velocidad y mostrarlas al conductor en el tablero de instrumentos o en la pantalla Head-up.

La Alerta de Dirección Contraria es una de las tecnologías avanzadas disponibles para el Focus, que incluyen funciones que le permiten frenar automáticamente si el auto detecta una posible colisión con peatones o bicicletas, o ayudar a los conductores a realizar maniobras evasivas para evitar obstáculos por delante.