Juan Carlos García
10 mayo, 2019

Cuando la vanidad anda sobre ruedas casi nadie se le resiste. Es el lujo lo que seduce poseerla, en un auto a escala del Ford Escort… una auténtica joya a escala 1:25 realizada en oro, plata y diamantes.

El proyecto es un proyecto de cariño y mucha dedicación para el joyero y aficionado al motor Russell Lord. Lord ha sido propietario de 55 Ford Escort a lo largo de los años y comenzó a trabajar en esta increíble maqueta hace 25 años, dedicando miles de horas a completarla.

El chasis está hecho de plata. El automóvil también cuenta con los frenos y el alerón de oro, ruedas y bisagras del capó de oro de 18 quilates, rejilla delantera de oro blanco de 18 quilates, faros de diamantes de 72 puntas, intermitentes de zafiro naranja y luces de freno traseras de rubí.

“Ha sido un pasatiempo al que he vuelto una y otra vez, pero hace tres años decidí terminarlo. Conozco este auto al dedillo, así que no planee nada, lo construí desde cero, pieza por pieza”, afirma Lord, de Essex, en el Reino Unido.

Basado en el modelo de competición conducido por Ari Vatanen a finales de los años 70, el Escort Mk2, que costó 90,000 euros, solo en materiales, se subastará en el sitio web de subastas de vehículos www.themarket.co.uk el 2 de mayo, y toda la recaudación será donada a causas solidarias.

Los detalles incluyen poleas giratorias en la parte delantera del motor, una palanca de cambios móvil de platino con incrustaciones de diamantes y ventanas de vidrio, para las que hubo que romper incontables jarrones para encontrar secciones de vidrio con la curva exacta.