Juan Carlos García
10 agosto, 2018

Los empleados de la Planta de Ensamblaje de Motores de Ford en Valencia están utilizando un traje especial equipado con tecnología avanzada de seguimiento del cuerpo. El sistema piloto, creado por Ford y el Instituto Biomecánica de Valencia, ha involucrado a 70 empleados en 21 áreas de trabajo.

La tecnología de movimiento del jugador generalmente registra cómo los atletas corren o giran, lo que permite a los entrenadores deportivos o desarrolladores de juegos desbloquear el potencial de las estrellas del deporte en el mundo real o en la pantalla. Ford lo está utilizando para diseñar estaciones de trabajo menos estresantes físicamente para mejorar la calidad de fabricación.

Se ha demostrado en el campo deportivo que con la tecnología de seguimiento del movimiento, pequeños ajustes en la forma en que se mueve pueden tener un gran beneficio“, dijo Javier Gisbert, gerente del área de producción de la planta de ensamblaje de motores Ford Valencia. “Para nuestros empleados, los cambios realizados en las áreas de trabajo con tecnología similar pueden garantizar que, incluso en un día largo, puedan trabajar cómodamente”.

Los ingenieros se inspiraron en un traje que vieron en una feria comercial que demostró cómo los robots podían replicar el movimiento humano y luego lo aplicaron en su lugar de trabajo, donde comenzó la producción de los nuevos motores Ford Transit Connect y EcoBoost Duratec de 2.0 litros este mes.

El traje ceñido a la piel consta de 15 pequeños sensores de luz de seguimiento de movimiento conectados a una unidad de detección inalámbrica. El sistema rastrea cómo se mueve la persona en el trabajo, destacando los movimientos de cabeza, cuello, hombros y extremidades.