Juan Carlos García
13 diciembre, 2017

 Desde siempre, la naturaleza ha sido un formidable adversario de la industria automotriz. Hace un siglo Ford aceptó el desafío de crear un vehículo de trabajo duro y resistente, capaz de ir a cualquier lado con su carga detrás. Así surgió la primera camioneta del óvalo azul y con ella, la épica conquista de nuevas fronteras del transporte

 La primera camioneta creada por Henry Ford no sólo “domesticó” difíciles senderos y caminos insufribles, sino que además y sobre todo, cambió para siempre la industria automotriz… nuevamente cortesía de Don Henry, convirtiendo al mundo en un lugar más conectado.

El chispazo de Ford detonó por segunda vez una gran revolución social, cultural y comercial sin precedentes. En su lengua de origen una “Pickup Built Ford Tough” sugería tenacidad y rendimiento para un nuevo segmento automotriz. Así serían vencidas las distancias a fin de cumplir con las entregas, por más remoto que fuera el pedido.

El Modelo T Abre la Puerta

El primer montaje de fábrica se basaba en el Ford modelo T, con una carrocería trasera modificada. Tras su lanzamiento, se vendieron por 281 dólares. Henry Ford lo consideró el “Ford modelo T Runabout”, con carrocería pickup. Los 34,000 que se construyen el primer año contaban con una caja de carga, puerta trasera regulable, cuatro agujeros para estacas y muelles traseros para servicio pesado.​ Sencillamente una mákina para triunfar. De esta forma, las pickup en el naciente siglo XX, como antes el ferrocarril en el siglo XIX, tenían la determinación de llegar hasta la última frontera. Y lo hicieron, despejando los caminos y abriendo nuevas rutas comerciales.

‘Built Ford Tough’

Aunque muchas cosas han cambiado en la industria automotriz desde que Ford lanzó su primera camioneta, el espíritu detrás de su reconocida plataforma “Built Ford Tough” se ha mantenido vigente. Se trata de una histórica promesa Ford de construir camionetas poseedoras de una fuerza superior y rendimiento único.

A través de las décadas, las camionetas Ford han experimentado una continua evolución para satisfacer las necesidades de los usuarios, incorporando innovadores avances tecnológicos y atemperándose a los cambiantes estilos de vida. Por ello combinan potencia y capacidad para cumplir con rudas tareas de trabajo; con un diseño moderno y sofisticado para todas las actividades, aventuras familiares y compromisos sociales.

Ranger… Cómplice de Aventuras

Ejemplo de ello es la Ford Ranger, una pickup sorprendentemente moderna, con atractivo diseño, tecnologías de vanguardia y mayor eficiencia de combustible. Los conductores de la nueva Ranger pueden sentirse tranquilos en cualquier aventura, gracias a sus 199 Hp con 470 Nm de torque, 6 velocidades con tracción total, sus abundantes tecnologías de asistencia al conductor, su altura de 230 mm con un ángulo de ataque de 28 grados y un ángulo de salida de 25, su capacidad de cruce por agua de 800 mm, control de estabilidad, así como una conducción de seda sobre el asfalto.

La Ford-midable F-150 Raptor

La Ford F-150 Raptor es el modelo más fuerte, inteligente y capaz en la historia de la marca. Con su motor EcoBoost V6 de 3.5 litros desarrolla 450 caballos de fuerza, detonando un torque de 691 Nm; a la vez cuenta con el avanzado sistema de comunicación y entretenimiento SYNC 3; cámara exterior 360 grados, pantallas multiusos para monitorear su desempeño y un nuevo sistema de transmisión automática de 10 velocidades.

La Eterna F-150

La gran leyenda del segmento es la Ford F-150, que para continuar legado de “Built Ford Tough”, está fraguando una gran sorpresa para el 2018, como esencia de una marca que no pierde su sitial de preferencia, a la vez que continúa evolucionando más allá del tiempo.

La moraleja es icónica como el nacimiento de la categoría pickup: “la carga la carga mi camioneta”, bien podría decir con orgullo al mismo Henry Ford hablando de su increíble invención, que hoy en día continua “cargando las mil y un mercaderías del mundo” sobre su cama.