Juan Carlos García
28 junio, 2017

Conozca una tercia extraordinariamente bien dotada: son Volvo cars, Autoliv y Nvidia, unidos por primera vez para desarrollar asombrosos sistemas avanzados para la conducción autónoma.

Autoliv es la compañía de seguridad automotriz líder en el mundo, mientras que Nvidia es un progresivo emporio de informática e inteligencia visual, asociados con Volvo “a tres bandas” para desarrollar sistemas avanzados y software para la inminente y revolucionaria casta de automóviles que se manejarán sin conductor.

Las tres compañías trabajarán conjuntamente con Zenuity, la empresa que desarrolló el sofisticado software para estos fines, propiedad conjunta de Volvo Cars y Autoliv, para que a partir de allí creen tecnologías automotrices audaces, conforme a la visión de Volvo Cars de ofrecer para la venta en el 2021 autos autónomos del Nivel 4.

Este join venture de altas pretensiones entre Volvo Cars, Autoliv y Zenuity utilizará la plataforma de computación llamada “AI” de Nvidia, llevando a nuevas fronteras la denominada inteligencia artificial.

“Esta cooperación con Nvidia coloca a Volvo Cars, Autoliv y Zenuity a la vanguardia del mercado de la conducción autónoma de próxima generación, acelerando el desarrollo de los autos de conducción autónomos que estarán disponibles comercialmente”, dijo Hakan Samuelsson, Presidente y director ejecutivo de Volvo Cars.

Jensen Huang, director ejecutivo de Nvidia, dijo: “La inteligencia artificial es la herramienta esencial para resolver el reto increíblemente exigente de la conducción autónoma. Estamos construyendo sobre nuestra colaboración anterior con Volvo Cars para crear vehículos listos para la producción que harán que la conducción sea más segura, logren ciudades más verdes y reduzcan la congestión en nuestras carreteras”.

Jan Carlson, director ejecutivo de Autoliv, dijo: “Esta cooperación reforzará nuestras principales ofertas de conducción autónoma en el mercado”.

Las 3 firmas trabajan juntos en el desarrollo de sistemas de aprendizaje profundo, una avezada forma de inteligencia artificial, para reconocer objetos en su entorno, anticipar amenazas potenciales y navegar de manera segura.

Estos sistemas pueden comparar el conocimiento situacional en tiempo real con un mapa de alta definición, lo que les permite planificar una ruta segura y conducir con precisión a lo largo de ella, ajustándose a las circunstancias siempre cambiantes.