Juan Carlos García
7 agosto, 2019

Completando un rutilante recorrido de 10,000 kilómetros, denominado “Tributo a China”, Maserati conmemoró sus 15 años en el país del dragón, además de rendir digno reconocimiento a la cultura y el patrimonio que Italia y China históricamente comparten. Fue un viaje exploratorio a lo Marco Polo, donde la firma italiana se integró al territorio chino con ánimo festivo a todo lo largo de la extensa ruta.

Comenzando en Shanghái, una ciudad mezcla de culturas china y occidental, a lo largo de 40 días el Grand Tour ha involucrado a más de 200 clientes. Los participantes del Grand Tour también disfrutaron de la pasión de China por los sofisticados trabajos artesanales, como las caligrafías de Dongyuan, fósiles vivos de las ancestrales técnicas de impresión y las exquisitas pinturas de la antigua ciudad de Pingyao.

28 vehículos de la gama 2019 de Maserati han completado cuatro rutas diferentes, ascendido 16 montañas, atravesado 70 ciudades y 10 provincias, creando un recorrido en forma de M por todo el país. El impresionante paisaje de China proporcionó el marco ideal y demostró las prestaciones, el lujo y el confort de los Maserati Quattroporte, Ghibli y Levante. La cultura China y su milenaria artesanía se reflejan en la larga historia de Maserati y su búsqueda de la excelencia Italiana.

Durante 105 años la icónica marca de vehículos de lujo Italiana ha creado experiencias automovilísticas que combinan prestaciones, confort, estilo, refinamiento y disfrute por la vida. Para celebrar su doble aniversario, Maserati definió cuatro rutas exclusivas que armonizan con la impresionante belleza natural y cultura de China, el estilo italiano y la elegancia de la marca Maserati. Los participantes cruzaron las cimas y ríos de la región del Río Yangtze, visitaron enclaves culturales para descubrir su antigua sabiduría, siguieron la histórica Ruta de la Seda para entender la importancia de vincular culturas del Este y Oeste, y atravesaron los bastos y asombrosos paisajes montañosos del Oeste de China.