Juan Carlos García
16 agosto, 2014

707 caballos, 881 Nm de torque y 204 mph, lo convierten en el ‘muscle car’ más avanzado

Ahora el nuevo papá de la velocidad entre los sedanes es el Charger SRT Hellcat, ya que vendrá equipado con un motor HEMI Hellcat V8 súpercargado de 6.2 litros proporcionando 707 caballos de fuerza, 881 Nm de torque yuna poderosa transmisión automática ‘TorqueFlite’ de ocho velocidades, para convertirse en el sedán de serie más potente del mundo.

“Durante los últimos ocho años, gran parte del éxito del Dodge Charger se ha basado en sus múltiples personalidades. Es un ‘muscle car’, un sedán de alto rendimiento y es también un sedán familiar, dependiendo de cómo el cliente elija configurar al vehículo”, señaló Tim Kuniskis, Presidente y CEO de las marcas Dodge y SRT. “Ahora, con un tiempo de cuarto de milla en 11 segundos certificado por la NHRA y una velocidad máxima de 204 mph, el nuevo Dodge Charger Hellcat 2015 ofrece una nueva personalidad al convertirse en el sedán más rápido y potente del mundo”.

El Dodge Charger SRT Hellcat se fabricará en la planta de montaje de Brampton, Canadá y se prevé que su producción arranque durante el primer trimestre de 2015.

Como equipamiento estándar, el Challenger SRT Hellcat ofrece el paquete de frenos delanteros más grande nunca antes ofrecido en un vehículo del Grupo Chrysler e introducido en el Challenger SRT Hellcat 2015, con nuevos rotores Brembo de dos piezas de 390 mm (15.4 pulgadas) y pinzas de seis pistones para una capacidad térmica y durabilidad excepcionales.

Los resultados de las pruebas de rendimiento cuentan una historia impresionante, con un tiempo de cuarto de milla de 11.0 segundos, 0-100-0 mph en menos de 13.0 segundos y una velocidad máxima de 204 millas por hora (mph).

Los modos de conducción adaptan el comportamiento del vehículo a las preferencias de cada conductor. Ya sea en la carretera o en la pista, los dueños del Charger SRT Hellcat pueden personalizar su experiencia a través de distintas modalidades de conducción, las cuales adaptan la potencia, la velocidad de cambio, los cambios en el volante, la tracción y la suspensión a las preferencias del conductor.