Juan Carlos García
25 septiembre, 2017

La ciencia holográfica se expande en las plantas del óvalo azul, donde Ford está ampliando las pruebas de la tecnología de realidad virtual, junto a Microsoft HoloLens a nivel mundial para ganar velocidad en el diseño de sus vehículos.

La nueva tecnología permite a los diseñadores ver varios diseños y partes digitales como si ya estuvieran incorporados en un vehículo físico; esto está ayudando a Ford a explorar más propuestas de diseño mientras gana tiempo en los procesos de diseño e ingeniería que en ocasiones pueden tomar años. Por ejemplo, la evaluación de la estética del espejo lateral de un vehículo y la forma en que afecta la vista del conductor normalmente toma días o semanas, pero ahora se puede hacer en minutos, incluso segundos.

Los diseñadores de Ford han intercambiado sus rastrillos de arcilla por auriculares de realidad virtual y software de visualización, que pueden cambiar los elementos de diseño del vehículo, como espejos laterales, rejillas, interiores de vehículos y más, en cuestión de segundos.

Los diseñadores han estado probando la tecnología Microsoft HoloLens durante un año en los estudios de Ford en Dearborn, permitiéndoles ver elementos de diseño virtual propuestos como si éstas piezas fueran parte de vehículos.